Mapa de recursos


Los Chaos de Amoeiro

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Al norte del Miño, junto a la ciudad de los puentes se encuentra Amoeiro.

Está asentado sobre los llamados Chaos de Amoeiro, que es la plenillanura que se observa perfectamente desde un sitio alto. Si nos situamos en el alto do Romeiro se ve la formación del concello, un terreno llano, adornado con masas forestales de eucaliptos, pinos y castaños.

 
Ourense, la capital, se asienta en la hoya geográfica que provocan los ríos Loña y Barbaña al desembocar en el Miño, como describió Albiño Nuñez. Al norte del Miño, formando parte del mismo paisaje de la depresión ourensana, se encuentran los Chaos de Amoeiro, que así llamamos los gallegos a la plenillanura característica de estas tierras.
Al ascender desde Ourense nos sorprende la armonía y la simbiosis del paisaje con los más variados elementos de la cultura tradicional que nos hacen experimentar un especial reencuentro con la naturaleza y con nuestras raíces.
Un buen ejemplo lo hallamos entre el Pazo de A Martina, en la parroquia de Cornoces, y el monumento natural de la Fervenza de Parada, donde el río Barbantiño provoca lugares de gran belleza.
Algunos caminos comunican con la Vía de la Plata de las peregrinaciones a Santiago y nos invitan a conocer otros espacios naturales como la Fervenza do Cachón o elementos etnográficos como el horno comunal de Sabaríz.
Os Chaos de Amoeiro permitieron siempre a los ourensanos huir de las nieblas invernales y de los calores estivales de la ciudad, de ahí su crecimiento como zona residencial, desde los tiempos en que el maestro Otero Pedrayo buscaba aquí la inspiración. Sin embargo Amoeiro, pese a su carácter rural, posee en la actualidad todo tipo de infraestructuras y servicios propios de un centro urbano, que dan vida propia al municipio.
Amoeiro cuenta con unos dos mil quinientos habitantes en la actualidad, tras el éxodo a América, primero y luego a Europa, de muchos de sus mejores hombres y mujeres, de los que han retornado solamente unos pocos.
El principal activo monumental del municipio lo supone la arquitectura religiosa con numerosos edificios románicos del siglo XII. Los más destacados son las iglesias parroquiales de San Martiño de Cornoces, levantada sobre peñascos, y la de Santa María de Fontefría, en cuyo atrio fue descubierto un "sartego" de granito anterior al siglo XI. Existe también en el interior de esta iglesia un ara romana que hoy forma parte del pie de la pila bautismal. El monasterio de Bóveda y el Pazo de Fontefría, restaurado para el turismo rural, son monumentos que merece la pena conocer. Si Amoeiro siempre tuvo carácter residencial no es de extrañar que abunden los pazos, alguno, como el de San Damián, recuperado para el turismo rural. El más famoso de los pazos es el de Trasalba, hoy reconvertido en el Museo Otero Pedrayo y que merece nuestra especial atención.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook