Mapa de recursos


Pulpo a la Gallega

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Es difícil viajar por nuestro país y no encontrar pulpo en algún menú.

Las principales zonas de captura del pulpo corresponden al Atlántico Centro Oriental, al Mediterráneo y al Pacífico Centro Oriental, pero este cefalópodo de apariencia viscosa, se ha convertido en uno de los principales referentes gastronómicos de nuestro país.

 
En el mundo, dicen las cifras oficiales, tenemos los gallegos más de 300 embajadas levantadas en honor de la Tierra para loor de sus más sabrosos productos gastronómicos, del folklore y de la cultura. Se las debemos a los gallegos que emigraron con cuatro cosas metidas en una maleta y, por supuesto, con la receta del pulpo.
Decía Cunqueiro que el mejor pulpo se comía en un local de Buenos Aires, porque allí lo mimaban más que en la cocina del Obispo de Mondoñedo. El pulpo vivo es de la Ría y el pulpo a feira do Carballiño. Es animal marino pero sin embargo nació como plato típico en el interior. La tradición ourensana nació en el monasterio cisterciense de Oseira, cerca de Carballiño. Allí se cobraban rentas a varias localidades costeras. Entre ellas Marín que tomó por costumbre enviar pulpos a los monjes como tributo. Tanto cefalópodo en Ourense era difícil de consumir, así que las parroquias cercanas al monasterio empezaron a comercializarlo en ferias y romerías. Una costumbre que a partir del siglo XVII se extendería al resto de la provincia. Y entonces el pulpo se convirtió en el rey de la fiesta, y no sólo en O Carballiño, ni en Ourense. San Froilán dio una excusa a los lucenses para sacar el pulpo a las calles. Kilos y kilos se reparten, a duras penas, entre los miles de personas que invaden la ciudad de la muralla anualmente.
Sin tanto ajetreo, pero con el mismo orgullo se prepara el pulpo en Mugardos. Los mugardeses han dado con otra receta que proporciona al pulpo un traje serio y exquisito. Es difícil viajar por nuestro país y no encontrar pulpo en algún menú. Monforte de Lemos es otro de los puntos elegido por paladares devotos.
Según los biólogos del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo, la tinta del pulpo y algunas sustancias químicas presentes en ella ayudan a combatir infecciones causadas por hongos, funcionan como antidepresivos y previenen la acumulación de colesterol en sangre.
El pulpo es un producto mimado por la Consellería de Pesca. La Xunta modificaba este verano el plan de recuperación del pulpo con el objetivo de establecer topes semanales de captura, más adecuados teniendo en cuenta el estado del recurso. Sepan también que el pulpo es una de las especies con mayor futuro en el campo de la acuicultura. Se adapta fácilmente a vivir en cautividad, tiene pautas de crecimiento y reproducción elevadas, acepta como alimento todo tipo de animales marinos y posee un alto valor comercial.
No hay lugar en el mundo en el que no se reconozca al pulpo gallego como el mejor del mundo. ¿Lo probamos?


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook