Mapa de recursos


Aguardientes de Galicia, el sabor de lo tradicional

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Aguardientes con denominación de origen.

Una de las tradiciones gallegas que más evolucionaron ha sido la elaboración de aguardientes. La figura del viejo aguardenteiro y su alambique, mitos del antiguo rural, son meros recuerdos del pasado, a raíz de la denominación geográfica de productos destilados, la única de España

 
Galicia es la única comunidad autónoma con derecho a denominación de origen. Nuestros orujos y aguardientes están, desde 1989 a la altura, por ejemplo, de las grappas italianas gracias a esa indicación de calidad y control. Lo que antes era una bebida casera, complemento a una comida está adquiriendo una calidad digna de los mejores vinos. Se cuida la destilación, la materia prima y la imagen, se hacen catas y analíticas con el fin de adaptarse a los tiempos y conseguir un producto de gran calidad competitivo con todo tipo de bebidas. La prueba de que el sector va por el buen camino es el reconocimiento obtenido en el último concurso mundial de Bruselas. El aguardiente de orujo ?Vedra del Ulla? de la empresa ?Aguardientes de Galicia? consiguió la medalla de oro entre más de 5000 bebidas espirituosas de todo el mundo, y bajo el exigente paladar de 240 catadores. Con esta referencia nos acercamos hasta Vedra, para conocer el secreto de este gran producto.
Un millón de kilos de bagazo es la primera cifra. De ahí 180 kilos se van distribuyendo por cada recipiente. El vapor lo calienta y se van desprendiendo los vapores para que la destilación sea lenta, unas 3 horas cada proceso. Esta máquina, que parece salida de una película de ciencia ficción viene de Italia, hace lo mismo pero al baño maría. Del aguardiente puro que sale a través de la biqueira se separan tres partes según el porcentaje de alcoholes volátiles, las cabezas, las colas y los corazones, la parte de más calidad, y la única que se aprovechan, es decir, de unos 2 litros de cada 100. Este proceso ocupa la mitad del año. Tras otros 6 meses reposando, de aquí saldrán 30.000 litros de aguardiente, 80.000 de crema de orujo, 25.000 de licor café y 50.000 litros de licor de hierbas, que macera un mes con romero, clavo, tomillo, manzanilla, naranja. De esta empresa salen diversas marcas, como Ruada o Vedra del Ulla, aunque también destilan para otras bodegas y exportan a Venezuela, Puerto Rico, Italia, Francia o Suiza. Su calidad está más que probada, desde el año 2000 han conseguido 3 distinciones de oro, 2 platas y tres bronces en diferentes certámenes.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook