Mapa de recursos


Lobios, Villa Termal

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Lobios cuenta hoy con unas instalaciones hoteleras y balnearias de primera categoría.

Lobios es historia viva escrita en la piedra de sus megalitos, de su vía romana y de su arquitectura medieval, también es, por su balneario y por sus espacios naturales, una de las zonas de mayor interés turístico.

 
Lobios es territorio natural espléndido, a la sombra de los mejores bosques de la Sierra del Xurés. Fue un importante enclave romano al pié de la Vía XVIII, según los mapas de Antonino. En la actualidad es villa termal y turística que tiene el epicentro de su vida social en torno a uno de los mejores balnearios de Galicia. Un complejo que cuenta con un hotel de cuatro estrellas, en Riocaldo. Entorno y servicios se dan la mano para que las escapadas de la vida cotidiana resulten agradables y reconfortantes. Salud si, pero también ocio y cuidado personal. Sus núcleos se agrupan en ocho parroquias a cada cual más hermosas. Todas con algo que enseñarnos.
Empezaremos por su museo numismático, en el que se puede ver una colección de monedas, entre las que se incluyen de la antigua Grecia, romanas e ibéricas de varios siglos antes de Cristo. En Cela por ejemplo, visitaremos el lugar donde nació San Rosendo, fundador de monasterio de Celanova. Conoceremos aquí un amplio patrimonio monumental de carácter religioso y los valores etnográficos que adornan senderos. Visitaremos la Iglesia de San Miguel de Lobios, barroca, que evoca en su monumentalidad los modelos catedralicios. Similar a la de San Miguel, es la Iglesia de Aceredo, inicialmente situada en la sierra de Santa Eufemia, y hoy ubicada en la llamada Compostela de Lobios, para salvarla de las aguas cuando se construyó el embalse de Lindoso.
Pasaremos por el lugar de Padrendo para visitar este conjunto de hórreo. Fueron restaurados para recuperar la parte de la memoria histórica de la aldea: el horno vecinal, quince hórreos que eran utilizados para guardar la espiga del maíz. Si echamos un vistazo desde aquí nos encontramos con la Iglesia de Santa María do Val de Riocaldo. Más conocida como a Virxe do Xurés, es también de estilo barroco rural. Y si subimos a la cima del Xurés podremos visitar otro tempo, la Ermita da Nosa Señora do Xurés. Dicen que aquí se apareció la Virgen, debajo de esta piedra. La vistas desde este alto son espectaculares, pudiendo contemplar todo el valle de Riocaldo.
Hay que destacar la arquitectura paciega de la Casa de Curro, en el lugar de Pazos. Resultan destacables también los restos del castillo medieval de Arauxo, en Vila. Derribado en 1702. Y otros restos que no podrán dejar de ver son los del monasterio de Escusallas. Naturaleza y piedra se entrelazan aquí.
Recorreremos ahora un paseo de dos kilómetros. A las orillas del río Caldo podrán disfrutar de sus paisajes. Junto al balneario se encuentra una piscina en la que todo el mundo podrá disfrutar de las propiedades de esta agua. Con apenas 5 grados de temperatura en el exterior, la gente no duda en darse un chapuzón en estas aguas, que emanan a una temperatura de 70 grados.
Hay más cosas que ver a orillas de este río. Seguiremos la senda que irá subiendo la ladera de la montaña. En estos días de frío, hasta los caballos salvajes bajan del Xurés en busca de temperaturas más suaves. Junto al río se encuentran más protegidos. Siguiendo este sendero llegaremos hasta O Corgo da Fechaº, el agua cae cristalina porque nace del deshielo de estas montañas. Y si seguimos hablando de paisajes impresionantes habrá que acercarse hasta este mar interior, el que conforma el embalse de Lindoso. Paisajes que impresionan, en un lugar que tiene mucho que mostrarnos todavía.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook