Mapa de recursos


Esperanza de Vida

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Quizá el secreto para vivir más resida precisamente en la ilusión por hacerlo.

Las abuelas gallegas hacen de todo. Hasta graban discos y escriben blogs. Tienen una vitalidad tan increíble que, a pesar de cumplir los cien años, se valen por si mismas para todo.

 
La alta esperanza de vida permite a las mujeres gallegas, gracias al «envejecimiento activo», atender un blog a los 95 años, grabar el primer disco a los 82, ser campeona de natación a los 65 o caminar varios kilómetros diarios y valerse por sí mismas bien superada la centena.
El psiquiatra gallego Jesús Fraiz, lleva 15 años investigando a las personas centenarias, en especial a aquellas que han destacado en alguna disciplina profesional. Incluso les ha dedicado en Compostela una galería tras conocer los casos de 5.000 longevos de todo el mundo. Aún así, sobre aquellos que han vivido 95 años o más, cree que nadie puede dar una causa determinante.
Alemania. Leni se hizo fotógrafa rebasados los 50 años y consiguió fama internacional.
Estados Unidos. La abuela Moses cogió sus primeros pinceles a los 80, y hoy, adquirir uno de sus cuadros podría costarnos 20 mil euros.
Galicia. Con 96 años, Amelia López inauguró su blog en Internet.
Ninguna de ellas desaprovechó el tiempo. Porque ninguna entendió su edad como la Tercera. Sabían que las velas en una tarta nunca son demasiadas. Y que la vida no se acaba con un cumpleaños.
Pasa el tiempo y seguimos sin encontrar el secreto de la eterna juventud.
Pero hoy podemos conversar con personas que nacieron a principios del siglo pasado y sabemos que determinadas zonas se han convertido en auténticos paraísos de la longevidad.
Curiosamente, Galicia es uno de ellos. No sólo vivimos más, si no que además, mantenemos nuestra actividad intelectual. El clima, la alimentación y el desarrollo continuo de nuestras capacidades favorecen nuestro sano envejecimiento, pero no es el único secreto.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook