Mapa de recursos


Pontecaldelas: Hace más de un Siglo

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El hambre y la aventura impulsaron a miles de jóvenes pontecaldinos a buscar en las Américas una nueva vida.

De exportar a sus mejores hombres y mujeres, Pontecaldelas pasó a ser una villa residencial y un territorio habitado por muchos de aquellos emigrantes que emprendieron hace tiempo ya su camino de vuelta.

 
Hace 4000 años, desde la edad de bronce, Pontecaldelas era ya un núcleo importante donde se asentaba un poblado numeroso en esta loma. Ellos fueron los creadores de este yacimiento arqueológico de Tourón. Hoy está delimitada en 150.000 metros cuadrados de extensión, pero se sabe que más allá de estos límites hay todavía un rico patrimonio.
Es uno de los complejos rupestres más singulares y completos, clasificados en cinco estaciones, donde se mezclan figuras sencillas con otras más complejas, como escenas de caza.
A partir de este punto Pontecaldelas se fue modelando con aportaciones de los pueblos que pasaron por aquí. Los romanos dejaron el puente sobre el rio Verdugo que dio el nombre al concello. Y al que los pobladores de hoy en dia hacen la competencia con esta nueva pasarela. Fueron también ellos, los romanos, los que descubrieron el poder curativo y medicinal de las aguas, y existió un balneario, del que se proyecta su relanzamiento.
Siglos después fueron los indianos los que impusieron un estilo propio en la villa. Aunque no son solo las casas de emigrantes los más bellos edificios. La antigua cárcel es hoy la casa de cultura o el pazo de Doña Sofía, levantado en 1836 por el párroco Antonio Martinez Peso. Dicen que de Pontecaldelas era natural la reina Lupa o Loba, que persiguió a los discípulos del Apóstol Santiago. En su historia está también el hecho de haber sido patrimonio de la catedral de Santiago de Compostela, y quizás por ello cuenta con numerosa arquitectura religiosa.
La parroquia que antes se llamaba Caldelas es la que hoy acoge la iglesia parroquial, de estilo barroco, del siglo XVII y remodelada en el XVIII y XIX. En su interior un impresionante retablo del siglo XVII obra de Manuel González. A pocos metros la subida a O Casteliño. Un vía crucis nos guía hasta la capilla del Sagrado Corazón. De finales del siglo XII es la iglesia de Tourón. El atrio de la iglesia de Castro barbudo exhibe una de las obras de cantería tradicional más importantes de Galicia. Un calvario formado por tres cruceiros de finales del siglo XIX, obra también del artesano Manuel González. En Caritel la iglesia fue construida hace más de un siglo con el esfuerzo de todos los vecinos. Esta parroquia de Caritel es una de las más singulares.Tuvo un benefactor Manuel Cordo Boullosa que hizo fortuna en Portugal, pero nunca olvidó la aldea. Hoy los jóvenes se marchas a trabajar, pero siguen viviendo aquí. Porque ya fueron muchos los que tuvieron que cruzar fronteras, más de un millar aún están en el exterior, la mayoría en Brasil. Ahora la proximidad de ciudades como Pontevedra o Vigo y las buenas comunicaciones les permite ese lujo.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook