Mapa de recursos


El Mayor Yacimiento Submarino

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Todo un archivo histórico en el fondo del mar.

Nada menos que 35 mil piezas datadas entre los siglos XVI y XIX han sido rescatadas del fondo de la Bahía de Baiona, que atesora un patrimonio incalculable.

 
La bahía de Baiona guarda bajo sus aguas el recuerdo de épocas de esplendor. De intercambios comerciales con las indias, con el norte de Europa o América. No fue por casualidad que este puerto recibiese la noticia de la existencia del Nuevo Mundo. Había un movimiento muy considerable en las aguas de la bahía bayonesa que lo hacía uno de los diques más importantes de la península. No hablamos de la época actual. Lejos de autopistas o transporte aéreo, entre los siglos XVI y XIX la villa tuvo una importancia estratégica en las rutas comerciales mundiales. Este es el motivo de que esa gran afluencia de buques durante un tiempo largo y continuado, fuera depositando objetos y material que se perdía o arrojaban desde ellos. Gracias a esa escasa conciencia ecológica se ha descubierto el yacimiento submarino más grande de Galicia.
Los restos se encontraron durante las obras de ampliación del puerto de Bayona. La Consellería de Política Territorial, Obras públicas y Transportes, a través de Portos de Galicia lleva a cabo esta prolongación del muelle existente, y en la tarea de drenaje se encontraron los diferentes objetos.
La empresa Arqueonauta, dirigida por el arqueólogo subacuático Miguel San Claudio fue la encargada de su recuperación del fondo marino. Un rescate que se realizó de Octubre a marzo con una draga que extraía los restos del fondo de la bahía. Ya se ha comenzado el estudio junto con un equipo de trabajo. Tras el desalado en estas tinajas con agua dulce, y la primera recomposición de objetos, se hace una clasificación según el tipo de cerámica, el estudio, fotos y dibujos de las piezas. Nada menos que 35.000 piezas datadas entre los siglos III y XIX entre las que se encuentran cerámica inglesa, armamento, vasijas chinas, lanzas o piezas de la época romana. Uno de los objetos más significativos es un plato realizado en Peltre, una aleación de cobre, antimonio y plomo, considerada de lujo en el siglo XVI. La colección recuperada va a permitir analizar las rutas y movimientos comerciales en la edad moderna establecidos por la corona española. Pronto podremos disfrutar de esta sorprendente colección, que nos ayudará a conocer un poco más nuestro pasado.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook