Mapa de recursos


Vacaciones en Galicia

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

En Galicia siempre habrá un lugar hermoso para que usted encuentre el descanso merecido.

En Navidad y durante todo el año, ya saben que este país cuenta con ustedes para ofrecerles lo mejor de sus productos gastronómicos, su excepcional paisaje y sobre todo el calor de su gente

 
Es tiempo de recogerse, el frío y la oscuridad nos hacen aprovechar el día con intensidad. El invierno cambia los matices, muda la paleta hasta modificar los paisajes por completo. Por eso es un buen momento para conocer algunos de nuestros lugares favoritos, de interior o de costa.
Una playa:
esta playa de invierno, de soledades y pasos sobre la arena impoluta, son en realidad cuatro, aunque la vista desde sus extremos nos engañe y le llamemos a todo Corrubedo. La playa da Lagoa se llama así porque se inicia en Lagoa Pequena. Justo en la Isla Laxes, ya cambia de nombre y pasa a llamarse playa das Pozas. Esta termina donde comienza la playa y el parque dunar de Corrubedo que únicamente con marea llena se ve separada de as Pozas por la Lagoa de Carregal. Y por último playa Ladeira, la mas próxima al marinero pueblo de Corrubedo.
Un río:
el Sil del gran cañón es el elegido, esta vez, entre los mil ríos de Galicia. Aparecen las cepas desnudas en los espejos del agua, pero el cromatismo invernal matiza mas la perspectiva de este panorama. Hoy nos quedamos en el monasterio de San Estebo de Ribas de Sil, en donde encontraremos un alojamiento de cuatro estrellas, en el que el pasado se confunde con la modernidad hotelera. Además, siempre está próxima la aldea de invierno, que en la Ribeira Sacra, huele a vino nuevo. Su gente nos abre la puerta para que podamos compartir, junto a la lareira, la leyenda renacida por el saber popular.
Una fraga:
un territorio natural que es mucho mas que una fraga en sí misma. El Eume riega y provoca los mil contrastes de uno de los bosques atlánticos más importantes y mejor conservados de Europa. La Fraga del Eume es, además de un bosque encantado, un trozo de nuestra historia escrito en los restos del monasterio de Caaveiro, desde donde se alcanza el único paisaje que oferta un verde sobre el otro verde.
Hay muchos lugares de paz donde encontrar el descanso merecido. Allá, en el balneario donde el agua es la vida o en el mágico lugar donde solo se escucha el silencio, entre las paredes del viejo pazo, que se ha preparado para el turismo rural.
Usted elige. Nosotros, los gallegos, siempre le daremos nuestra mas cordial bienvenida.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook