Mapa de recursos


Navidad en el Mar

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Una sabrosa parte del menú de nuestra Navidad se lo debemos a nuestros marineros.

Son muchas las millas que ponen mar por medio entre los cálidos mares del sur, el gélido mar de Terranova, el siempre revuelto Gran Sol, y esta Galicia que tiene a su gente navegando constantemente por estos caladeros.

 
Esta noche, y esa otra noche del 24 de diciembre, aún por llegar, hay todo un mundo marinero que poco o nada sabe de fiesta. Porque son muchas las millas que separan el hogar nativo de los siete mares. Para ellos, para nuestros marineros que navegan hoy más allá del horizonte, vaya esta vez nuestro especial homenaje desde esta su tierra.
Largas temporadas en alta mar, sujetos a sus caprichos. Una vida llena de peligros y penalidades. No conocen lo que es pasar unas navidades en familia. Año tras año, por estas fechas se acercan más a sus compañeros de batalla. Los marineros buscan en los demás miembros de la tripulación a esa otra familia, con la que, al fin y al cabo, pasan más tiempo durante todo el año. Aunque en el barco no tienen mucho tiempo para celebraciones, son conscientes de que en tierra la gente celebra la navidad. Lo único que les queda es hacer una cena especial ese día y parar durante unas horas de faenar para compartir mesa con el resto de sus compañeros. Así lo vivió José Antonio Tilves, capitán de pesquero, ahora retirado, que pasó casi 40 navidades fuera que después de ocho años retirado ahora ve las cosas de manera diferente. Se ha perdido mucho de su familia e intenta recuperar el tiempo que le cedió al mar.
No somos conscientes de lo que supone ser marinero. Se vive por y para el mar. Y todo para que los demás tengamos pescado fresco en nuestra mesas, el día de nochebuena y los demás días del año.
Pero que sería de nuestra navidad si no fuera por ellos, los marinos de allá y de aquí? Piensen por un instante en el menú de Nochebuena y?¿verdad que la cena no sería igual? El marisco y elpescado hacen de plato rey de las navidades de los gallegos, aunque nos agobie la crisis y suba del mar?.a la nubes en estas fechas.
Una vez que los marineros nos traen el pescado a tierra habrá que ir a la plaza a echar un vistazo. Para saber como anda la cosa esta vez, hemos decidido acercarnos hasta O Grove y visitar su mercado, que pasa por ofrecer el mejor marisco del mundo. Buenos pescados como la lubina, ideal para hacer al horno, a la sal o en papillote o el besugo. Aunque también podrán hacerse con una buena doradao un rodaballo. Precios un poco más altos en estas fechas que hace un mes. Pero a pesar de su subida seguimos encontrando mejores ofertas aquí que en Madrid, y por supuesto, la mejor calidad. Y qué decir de nuestro marisco, siempre con un sitio reservado en nuestra mesa: percebe, centolla, zamburiña, nécora? En este pueblo marinero, en este puerto de mar, como es el Grove, podrán encontrar, como ven, todo lo necesario para organizar un menú exquisito para estas fiestas!
Y todo gracias a nuestro mar, y por supuesto, a nuestros marineros.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook