Mapa de recursos


Navidad en la Tierra

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

En Vilalba se crían desde hace siglos los mejores capones del mundo

Desde Galicia Para El Mundo viajamos ahora hasta la Terra Chá, que además de sus legendarios y mágicos paisajes nos ofrece la Feria del Capón de Vilalba que escribe una de las páginas más típicas de estas entrañables fechas.

 
La Terra Cha esconde hipnóticos paisajes que también resultan mágicos y legendarios, a poco que profundicemos en ellos y en la literatura popular de esta comarca.
Hay una leyenda especialmente atractiva como el entorno en el que se produce la historia. Sucede para dar origen a la Lagoa de Cospeito, uno de los más singulares humedales de Galicia y obra de la mismísima Virgen María que, al serle negado refugio y alimento en la aldea de Valverde, enterró el pueblo bajo estas aguas, hoy refugio de aves, reptiles y anfibios. Puede que este sea el cuento de Navidad acuñado en la mas popular de las comarcas de la provincia de Lugo, la Terra Cha mítica.
En la Terra Chá el paisaje es mágico y la Navidad divina, porque tiene un protagonista muy especial, embajador de Vilalba en medio mundo: el capón. El capón es un gallo muy especial, criado por familias de agricultores artesanos, que se ha convertido en el plato mas usual en la cena de Nochebuena del interior de Galicia. Algunos le llaman aquí el ?plato del cardenal? , porque a Rouco Varela, arzobispo de Madrid, le regalan siempre el primero que se subasta en la gran feria de diciembre. El capón es sacrificado a los 60 días de vida cuando pesa un kilo y medio, puesto que ha sido alimentado de manera muy especial, a base de hierbas del campo por el día, y de una obligada cena para su engorde con cereales de primera. Aunque es el producto mas típico de la Navidad lucense y tiene feria propia en Vilalba, el capón, hoy en día, se vende por internet y se distribuye durante todo el año. Claro que su preparación es tan complicada como variada. Al capón hay que ?cogerle el punto? y de eso saben mucho los restaurantes vilalbeses.
La preparación mas usual es al horno, asado y relleno con jamón. Pero el secreto, dicen, está en los ?pintados? con su propia grasa, previamente retirada, cada diez minutos durante las dos horas que dura el proceso de asado. Es, decimos el plato indispensable de la cena de Nochebuena en el interior de Lugo, pero cualquier día del año merece la pena visitar Vilalba para probarlo y de paso, meterse al cuerpo un buen queso de San Simón.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook