Mapa de recursos


Gente emprendedora

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Buenos Aires llegó a ser la ciudad más gallega del mundo dando cabida a medio millón de personas.

En estos momentos la crisis que vive el país afecta obviamente también a nuestros empresarios que han tenido que reducir sus inversiones.

 
Allá por el año 1806 había en Buenos Aires 150 gallegos formando parte del grupo armado más numeroso contra los ingleses. Se hicieron llamar el tercio de gallegos y combatieron a las órdenes del coronel Cerviño. Muchos fueron los gallegos que cambiaron Galicia por el bonaerense barrio de San Telmo o la galleguísima Avenida de Mayo donde se hospedó la más famosa de las gallegas de esa época, la Bella Otero. En esta ciudad nuestros paisanos se hicieron fuertes y consiguieron alcanzar sueños que en aquel momento su tierra les negaba. Les adelanto que los gallegos en Buenos Aires no construyeron grandes imperios. Los que ahora nadan sobre la marejada de la inflación no son más que unos pocos, pero en general se las arreglaron para vivir decorosamente. El primer automóvil construído en Argentina lo construyó artesanalmente un gallego y lo mismo sucedió con el primer autobús. Cuentan que los primeros en llegar trabajaban frecuentemente como porteros, encargados, guardas de tranvía taxistas y sirvientas. Llegaron a ser imprescindibles como enfermeros y ayudantes en las facultades de medicina y cirugía. En la aventura empresarial se atrevieron primero con las lecherías y tuvieron mucha presencia en las asociaciones gremiales y sindicales que se oponía a Perón. La hostelería es otro sector en que los gallegos tuvieron suerte como empresarios. A día de hoy, un buen número de hoteles de alta categoría están en manos de nuestros paisanos. Los gallegos también están detras de los mejores restaurantes de la zona de Puerto Madero y de la Costanera. En este sector han conseguido incluso robarles terreno a los descendientes de italianos abriendo buenas pizzerías que han llegado a transformarse en las cadenas de comida italiana más frecuentadas de la ciudad.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook