Mapa de recursos


Meis , la Aldea de Piedra

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La parroquia de Armenteira, en el ayuntamiento pontevedrés de Meis, acogió hace pocos meses una nueva aldea.

La piedra no sólo empuja nuestra economía, sino que también nos recuerda cómo éramos. Ha sido una pieza clave en nuestra trayectoria social, y testigo, además, de muchas de nuestras conversaciones.

 
La iglesia, el cruceiro, el carro, el niño? Todo es de piedra en la aldea museo creada por los alumnos de la Escuela de Canteiros de Poio, convertida en atracción turística del ayuntamiento de Meis.
Porque, antes de que el arquitecto porriñés Antonio Palacios elevase el rango de la piedra gallega, utilizándola para crear sus mas impresionantes fachadas, ya nuestros abuelos hacían casas de piedra, algunos con sus propias manos. La aldea siempre fue de piedra. Y si no viajemos en el tiempo por tierras de Celanova para releer a Celso Emilio Ferreiro que imaginó su mejor poema, como "Unha longa noite de pedra"
"O teito é de pedra. De pedra son os muros i as tebras.
De pedra o chan i as reixas.
As portas, as cadeas, o aire, as fenestras, as olladas, son de pedra..."

Celso Emilio, a la hora de escribir el poema, allá en su exilio de Caracas, imaginó Vilanova dos Infantes con su castillo, sus casas y sus calles de piedra por donde, en aquel entonces, paseaban hombres "de corazón de piedra".
Los alumnos de la Escuela de Canteiros de Poio imaginaron bien la aldea de Meis, porque seguramente se inspiraron en cualquiera de esas aldeas de nuestros abuelos, que fueron abandonadas en el tiempo del éxodo gallego a las Américas.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook