Mapa de recursos


Raíces Profundas

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

En los archivos eclesiásticos encuentran sus raíces mas profundas algunos de los nietos de la Galleguidad.

Los registros civiles no empezaron a funcionar hasta 1875 y miles emigrantes recurren cada año a la Iglesia en busca de documentos que les permitan demostrar que son originarios de Galicia.

 
Volver a la Tierra de sus ancestros es la ambición de muchos gallegos que viven en el exterior. Sin embargo, no todos cuantos tienen sus orígenes en Galicia pueden retornar o cuando menos obtener la nacionalidad, ya que desconocen incluso la situación geográfica del pueblo del abuelo.
Y claro, buscan y rebuscan sus raíces a través de medios de comunicación, oficinas de embajadas, ayuntamientos, entidades privadas, sindicatos y?¡Los archivos eclesiásticos! Solo el señor cura, en muchos de estos casos, puede ayudar a miles de emigrantes a demostrar con documentos que son originarios de Galicia.
¿Cómo? Vayamos a una parroquia cualquiera de cualquier provincia. Entremos en la casa parroquial y preguntemos al señor cura por la partida de bautismo del abuelo emigrante. Seguro que nos responde mejor que cualquier otro organismo. Esto lo saben muy bien los miles de nietos de gallegos que precisan los papeles para obtener la nacionalidad, acceder a ayudas o tener más facilidad para viajar, como sucede con los residentes en países con restricciones para viajar, como Cuba, por ejemplo.
El momento actual, sin embargo, es caótico para los responsables de los archivos eclesiásticos, que se ven desbordados ante tantas peticiones de información recibidas, aunque muchas de ellas, se hagan por pura y simple curiosidad.
Los archivos eclesiásticos pueden remontarse hasta el siglo XVI en la búsqueda de antepasados, ya que los archivos parroquiales almacenan casi quinientos años de historia. Hay que tener en cuenta que los registros civiles no comenzaron a funcionar hasta 1875.
Los obispados gallegos han centralizado en sus archivos la mayor parte de la documentación que se encontraba dispersa en las parroquias y tratan de atender todas las peticiones de emigrantes, tanto los que acuden en persona a los registros, como las solicitudes que les llegan por correspondencia o correo ordinario.
El Arzobispado de Santiago ha creado una Oficina de Atención al Emigrante, que recibe al año más de dos mil peticiones de ciudadanos de la diáspora que buscan sus raíces gallegas. Sus archivos son fundamentales si se trata de encontrar documentos anteriores a 1875, pero incluso si son posteriores es frecuente recurrir a los ficheros de la Iglesia porque muchos de los archivos civiles han desaparecido.
La política de emigración de la Xunta y del Gobierno central ha ido ampliando poco a poco el catálogo de ayudas para favorecer el retorno de este colectivo. Sin embargo, muchos de los posibles beneficiarios han nacido ya en el extranjero y tienen dificultades para encontrar la documentación necesaria para acreditar su condición de gallego. La Secretaría Xeral de Emigración dispone de una página web que facilita a los emigrantes la búsqueda de su árbol genealógico.
La información que buscan los descendientes de gallegos que viven en el exterior, sin embargo, está prácticamente toda en manos de la Iglesia católica.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook