Mapa de recursos


Parque Internacional Gerês-Xurés

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El mayor parque natural de Europa une dos zonas de Portugal y Galicia, que tienen la misma historia y el mismo origen geológico.

Portugal creó el Parque Nacional Peneda-Gerés ya en 1971; En 1993 se ponía en marcha el gran parque gallego para la Baixa Limia y el Xurés en el que se incluye la Serra do Leboreiro, con la intención de que ambos espacios naturales fuesen uno.

 
A principios de este año se hacía oficial la presentación de la candidatura del parque internacional Gerês-Xurés para obtener el reconocimiento de reserva de la biosfera por parte de la Unesco. Portugal ya había creado en 1971 el Parque Nacional Peneda Gerés, el único que se contempla en el país.
Galicia conseguía la declaración de Parque Natural en 1993 para la superficie que delimitaba con la portuguesa, la Baixa Limia y el Xurés. Conozcamos un poco más las características de este parque. El Centro de Interpretación de Lobios nos puede dar una idea de lo que contiene el parque desde el punto de vista patrimonial, natural, paisajístico y etnográfico. El parque abarca mucha población se extiende por los municipios de Melgaço, Arcos de Valdevez, Ponte da Barca, Terras de Bouro y Montalegre en Portugal, y las zonas más elevadas de los concellos gallegos de Lobios, Entrimo, Muiños, Lobeira, Bande, y parcialmente Calvos de Randín, Verea, Baltar y Os Blancos. Esta circunstancia hace en ocasiones difícil la compatibilidad entre la conservación natural y la calidad de vida. Por ello se establecen distintas figuras de protección, las de reserva integral en los picos más altos, que acoge refugio de fauna y flora incompatible con cualquier otra actividad y la zona de protección especial, que es compatible con la caza, el uso público, rutas de senderismo, investigación?actividades que no degraden el medio ambiente.
Este gran parque transfronterizo ya genera importantes flujos de visitantes y no es de extrañar. Existen algunas rutas que nos ayudan a conocerlo mejor. La de Queguas bordea las altas cotas de la Serra do Leboreiro, cumbres graníticas y afiladas nos lleva por un camino empedrado hacia el monumento megalítico Casiña da Moura, y de allí as Cortes da Carballeira, donde antiguamente llevaban el ganado. La capilla de Nosa Señora da Ascensión aún celebra su romería en julio. O la ruta de las sombras, que, aunque un poco más dura de realizar, tiene unas vistas espectaculares y nos podemos encontrar restos de las mina de Wolfram.
Cualquiera de los municipios que integran el parque tiene un impresionante patrimonio histórico monumental. Bande se extiende por el suroeste ourensano entre a Serra do Leboreiro y el Xurés. Hacia el sur el Limia da origen al embalse das Conchas. Como importante ciudad romana que fue, en Bande encontramos el campamento Aquis Querquennis que estuvo activo entre los años 75a.c. y el 30 d.c. y después fue abandonado. Muiños guarda también restos de la antigüedad. Junto al mbalse de Salas, como testigos de la historia, encontramos los dólmenes megalíticos de Casiña da Moura, trasladado de su lugar original a causa de la construcción de la presa, y el de Casola do Foxo. Lobios es territorio natural espléndido, al pié de los mejores espacios de la Sierra del Xurés. Y no puede negar su ascendencia como enclave romano junto a la Vía de Antonino, donde el descanso estaba garantizado en la casa de reposo Aquis Originis. Sus valores naturales nacen todos en el Xurés y es el agua de los ríos quien dibuja los mejores paisajes. De lago, de río, de regato, de cascada. El trabajo de los biólogos en la sierra se nota tanto en los viveros forestales de Cementerio como en los intentos por recuperar especies a punto de extinguirse, como la cabra montesa. Entrimo está recuperando la aldea de Salgueiros, abandonada a mitad de siglo XX para crear un pueblo energéticamente sostenible y utilizarlo para educación ambiental, proyectos científicos sobre el entorno del parque, desarrollo de las actividades tradicionales.
Como ven los elementos naturales son innumerables y las posibilidades son infinitas. El mayor parque natural de Europa une dos espacios cuya historia geológica y humana es común. Casi 300.000 hectáreas que cuentan ya con el reconocimiento de la Carta Europea de Turismo Sostenible, Red Natura y Zepa, pero que ahora comienza su cuenta atrás para convertirse en la próxima Reserva de la Biosfera de Europa .


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook