Mapa de recursos


Los centros comarcales de Buenos Aires

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Son muchas las asociaciones gallegas pero resulta preocupante el minifundismo asociativo que dispersa esfuerzos.

La colectividad gallega en Argentina conforma una realidad compleja y diferente que ha desembocado en 50 asociaciones parroquiales, comarcales y municipales, amén de los cuatro centros provinciales unidos ahora en el Centro Galicia y del Genuíno Centro Gallego.

 
Mientras los gallegos emigrados a otros países se han mantenido unidos en torno a una sola institución, en Argentina se han dispersado hasta límites impensables por causas que hay que buscar en la misma historia que los arrastró hasta allí. Muchos llegaron huyendo de una guerra o de sus consecuencias y trasladaron a este país aquella situación politizada y dividida que se vivía en España. Cada uno de los cientos de lugares de donde partieron esos emigrantes, tuvo su pequeña sociedad con local propio a veces, y honorable comisión directiva siempre. El primer Centro Gallego de Buenos Aires solo duró tres años porque el virus de la discordia fue minando su existencia. En 1889 se fundó el Centro Gallego de Avellaneda, el más antiguo de los que siguen en funcionamiento. El Centro parroquial de Vedra es otro de los de solera. Acaba de cumplir 91 años. En el Centro Lalín se ha reunido siempre el partido radical argentino ahora con De la Rúa y antes con Alfonsín. La Federación de Sociedades Gallegas, fundada en 1921 por personajes de la talla de Alonso Ríos, Suárez Picallo, Blanco Amor o Luis Seoane, fue la primera tentativa de lograr la unión. Esta asociación posee uno de los mejores archivos bibliográficos y fotográficos de la época republicana española. Aquí se reunía Castelao con el gobierno gallego en el exilio en la década de los cuarenta. Comenzó a funcionar como institución agraria y hoy agrupa a 22 asociaciones. Hace 8 años surgió la Unión de Asociaciones Gallegas, un nuevo intento de agruparse que deberá enfrentarse aún a muchos prejuicios.
Quizá el camino para lograr la unión sea concienciar a las generaciones más jóvenes, en su mano está agruparse o perpetuar la desunión.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook