Mapa de recursos


Tambre Arriba

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La belleza del Tambre cuando alcanza su tramo final nos introduce en uno de los espacios naturales más impresionantes de Galicia.

Tras navegar por la ría hemos de seguir el curso del Tambre en busca de uno de los espacios naturales mas bellos de cuantos nos ofrece este río en su largo trayecto.

 
La Ría de Noia es uno de los parajes más bonitos de la costa Atlántica, gracias a su riqueza marinera centrada, gran parte de ella, en las aguas del Tambre. Hoy daremos un paseo siguiendo su cauce. Partimos del puerto de Porto do Son para poder contemplar la grandiosidad de la ría y su unión con el agua dulce del Tambre. Pasamos Portosín y la zona del Testal. Decimos adiós a las bateas y los arenales de esta costa. Atravesamos ahora las dos Barquiñas, al norte la de San Cosme y al sur la de Noia. Unos minutos más en la barca y ya es inevitable el encuentro con Pontenafonso. Aquí en el estuario del Tambre, parroquia de Roo, se atraviesa el río por este puente de 270 metros de largo, una joya arquitectónica que data del siglo XIV y que cuenta con veinte arcos ojivales. Es en esta zona donde desembarcamos para seguir a pie esta ruta del Tambre. De camino nos encontramos con los molinos Do Rego das Cunchas. El verde inunda este paisaje de piedra, que tienen previsto rehabilitar. Subiremos hasta Agualevada, donde se nos vuelve a mostrar la ría de Muros y Noia en todo su esplendor. Y un poco más arriba, en Santa María de Roo encontramos otro mirador, se bifurca el río formando la isla de Ameáns.
Por fin llegamos al lugar más admirado de la Ruta. El embalse del Tambre, uno de los lugares más apreciados por los excursionistas. Este entorno engloba varios lugares que habrá que visitar. Lo primero que nos encontraremos será la antigua central hidroeléctrica, un proyecto que en su día desarrolló el famoso arquitecto Antonio Palacios, y que hoy en día está totalmente integrado en estos parajes del Tambre. Además hace 5 años se rehabilitaron las casa que rodean a la central, y que servían de alojamiento para los trabajadores, y hoy en día es un hotel con todos los servicios. Podrán gozar aquí de la tranquilidad a orillas del río. Cada casa consta de varias habitaciones y lleva el nombre que tenía en la antigüedad. La ?del jefe?, ?la cámara de carga? En los alrededores podrán disfrutar de un buen día en familia, comiendo en el merendero que hay en la ribera y dando después un buen paseo para apreciar la naturaleza del lugar. No podrán pasar al lado del puente colgante sin cruzarlo. La sensación de falta de equilibrio en medio del río engancha a los que lo prueban. Y si seguimos el camino llegaremos hasta el refugio de pescadores; el agua baja con fuerza, y lucha contra la piedra como queriendo ganarle la batalla. Nos detendremos aquí unos instantes para echarle un vistazo a la charca y a sus ranas. Caminos de madera facilitan en algunos tramos el paseo, dejando siempre a nuestra izquierda el cauce del río...con aguas cristalinas. Un sendero que discurre sinuoso, entre robles y cascadas.
Estamos ya en la Devesa de Nimo, un bosque centenario, de hadas y rincones secretos para caminantes. Donde unas piedras nos reciben, vergonzosas, cubiertas de musgos y líquenes. Y donde otras parecen pertenecer a un paisaje lunar. El agua ha erosionado las orillas haciendo pequeños hoyos en la piedra.
Nos despedimos de Noia aquí, contemplando este paraje sin igual lleno de magia y rincones para soñar.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook