Mapa de recursos


La Ribeira Atlántica

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Estamos en la ría de Arousa, una zona no sólo rica en paisaje si no también en recursos naturales.

En el Mirador de A Garita la vista se pierde en el horizonte. Mereció la pena encaramarse a sus alturas para gozar del paisaje y divisar las parroquias de Castiñeiras y Aguiño, a un lado, y de Carreira, al otro.

 
Si la Ría es de una belleza sublime, en la Ribeira atlántica hallaremos la gran obra del viento, escultor de figuras de arena en playas y espacios naturales protegidos. Subamos en primer lugar hasta A Garita para divisar el infinito mar y los encantos de la costa, más brava que la de ría. Desde aquí se alcanza la inmensidad del océano y al mismo tiempo Carreira y Aguiño, con sus playas y el impresionante paisaje de Punta Falcoeiro, donde las rocas de aguja se convierten en pequeñas islas inaccesibles. Merece la pena seguir por esta abrupta costa hasta descubrir la Playa de la Lagoa, el principio del espacio mas impresionante de esta zona, el Parque Natural de Corrubedo y su complejo dunar. Las dunas de Corrubedo son móviles y las de mayores dimensiones del norte de España. Avanzan en sentido de oeste a este y poseen una interesante muestra de la vegetación costera, propia de este tipo de suelos. Junto a las dunas se encuentra la Lagoa de Carregal. Es una albufera de 250 hectáreas de extensión, que sufre los flujos de las mareas y se alimenta de los pequeños regatos que bajan de la Sierra del Barbanza. Alcanza una longitud máxima de dos kilómetros y medio. Aquí anidan patos, entre cuyas especies se pueden destacar el alcaraván, la espátula y el aguilucho lagunero. Con paciencia se puede ver alguna nutria. Cerca de esta laguna podemos conocer la de Montevixán o de Carreira, de agua dulce, rodeada de un espeso cañaveral y en la que descansan numerosas aves migratorias. Corrubedo nos llama para disfrutar del calor de sus gentes. Es también pueblo pintoresco y una de las parroquias ribeiranas que mejor conserva el tipismo marinero, a pesar de ser uno de los destinos turísticos preferentes de la zona.
Desde Corrubedo, aún nos quedará un trayecto de esta Ribeira Atlántica hermoso y lleno de interés por sus playas salvajes, sus arenales nudistas, sus olas para practicar el surf y la cercanía de paisajes impresionantes como las lagunas de Xuño y de Muro, o el Castro de Baroña.Al final de la tarde, además, el sol se va camino de América por donde los romanos creyeron descubrir el fin de la Tierra.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook