Mapa de recursos


Un Brindis Contra la Droga

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Pocos gallegos son los que desconocen qué ha significado el Pazo de Baión para nuestro país.

La historia acabó por vincularlo a la droga. Y esa misma historia ha querido limpiar su nombre. Le ha dado la oportunidad de dejar por fin de ser el símbolo del enriquecimiento ilícito de los capos del narcotráfico.

 
Septiembre es mes de vendimia en el Valle del Salnés, que es comarca albariña en la que se ubican las mejores bodegas de cuantas elaboran los ricos blancos de este tipo de uva característica de las Rías Baixas. Y cuando llega el otoño, al igual que ocurría en la Ribeira Sacra lucense, los viñedos visten su mejor policromía tal vez porque se han quedado sin fruto. Pero esta vendimia ha sido especial en uno de los muchos pazos en los que se ubican estas bodegas.
En el Pazo Baión, que perteneció al narcotraficante Laureano Oubiña, encarcelado a raíz de la Operación Nécora y que se ha convertido, desde el pasado mes de julio, en un icono de la victoria de la justicia, dejando claro que ningún delito queda impune. Días antes de la fiesta nacional de Galicia, una representación de la federación asociaciones contra la droga, encabezada por su presidenta Carmen Avendaño y acompañada por el presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño, abrían las puertas del Pazo Baión, recuperado por la justicia tras la rebelión cívica contra el narcotráfico. De gestionar en el futuro el Pazo Baión y sus viñedos se encargará la bodega cooperativa Condes de Albarei, que lo convertirá en el primer gran centro de enoturismo de España. Una parte de los beneficios que se obtengan será dedicada a proyectos de prevención, atención, reinserción social y rehabilitación de drogodependientes.
Condes de Albarei quiere producir 160 mil botellas de albariño en esta finca y alcanzar los 50 mil visitantes en el 2010. Se pretende vender la mayor parte de la producción en la propia bodega, ya que se van a rehabilitar las instalaciones del Pazo Baión, para que funcione como un pequeño hotel y un área para la celebración de eventos y congresos, entre otras dependencias propias de una empresa vitivinícola. Condes de Albarei es una cooperativa de la denominación de Rías Baixas fundada por ochenta socios en 1988 y hoy cuenta con 400. Produce dos millones y medio de botellas y registró una cifra de negocio de nueve millones de euros en 2007, con un crecimiento del 20 % con respecto al ejercicio anterior.
El pazo se compone de dos edificaciones de grandes dimensiones, rodeadas de una finca de gran extensión dedicada al cultivo del vino Albariño. El conjunto posee dos torres de tres plantas unidas por un cuerpo rectangular de dos plantas. Las torres, de distinto tamaño, rematan con cubiertas almenadas, una a dos aguas y otra a cuatro, ambas con gárgolas. Además de la bodega, el Pazo cuenta con un grupo de edificios dedicados a vivienda.
Este otoño, el Pazo Baión y sus viñedos tienen un color especial.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook