Mapa de recursos


La Costa Viva

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Muxía está en la costa de los paisajes siempre inéditos por la luz atlántica.

Muxia, sorprende la mires por donde la mires. Es villa marinera en la que merece la pena embarcarse con la gente de piel de salitre, héroes entre la marea humana que se enfrenta a las tragedias.

 
En un paisaje inédito conocemos Muxía Su nombre va ligado inevitablemente al de costa da morte. Su fuerza viene del mar y de la piedra, la que construyó en las orillas el santuario más hermoso, en el que entra el mar como un invitado bien recibido.
Este mar que baña la villa y hace vivir su costa está lleno de tradiciones, canta historias poco conocidas y pinta acuarelas de playa, más bellas, si cabe, en otoño. Esta costa viva está llena de riqueza en forma de roca gigante azotada por las olas, las que le cantan a la Virgen de la Barca, que tiene santuario frente al faro Vilano, al otro lado de la embocadura de una ría que, ya verán, es una sorpresa.
En otoño, esta es villa habitada, mayormente, por mariñeiros, percebeiros y mariscadores. Y mira al mar por tres de sus costados. Porque en el mar está su vida y es su espejo. Pero merece la pena pasear junto al mar que se bebe a la Ría, camino del puerto, para enfrentar el paisaje de Camariñas, al otro lado. Contemplar como se hacen a la mar los pequeños barcos del cerco y de bajura, que nos traerán abordo atardeceres de ensueño. Perderse por las calles de la villa para admirar las casas, que también son marineras. Subirse a lo alto del monte, donde el viento suspira, para obtener el plano cenital de Muxía.
Aunque, hay mucho más que ver y que hacer, sin apenas salir del entorno urbano. Por ejemplo conocer su pasado escrito en Moraime, en los restos del antiguo monasterio del siglo VI, que aún conserva un interesante templo románico del siglo XII. Románica también es la iglesia de Santa María, de ábside rectangular. En el monasterio de San Xiao de Moraime está el origen de Muxía, y al Santuario da Virxe da Barca debe que hasta aquí lleguen los peregrinos de Compostela, siguiendo una tradición xacobea que termina en Fisterra.
Dicen que, a pesar de todo, lo mejor de Muxía es su gente, solidaria, acostumbrada a la tragedia. La más reciente, la del Prestige, sirvió para que esta pequeña villa demostrase su capacidad de respuesta ante la adversidad. Hay otras gentes con historia propia que aquí vinieron un día y aquí se han quedado para siempre; como el pintor Tachiro Tosibama, que encontró su inspiración en el viento, en las olas y en el mar. Si usted se sienta en los bares próximos al paseo marítimo, sin preguntar nada, averiguará que este es un pueblo distinto, retranqueiro, simpático, noble y divertido. Y si tiene la suerte de convivir con su gente, entonces conocerá mil historias que aquí se cuentan relacionadas con el mar.
Además, esta vez le invitamos nosotros a disfrutar de una de las mas ricas gastronomías marineras de la Costa da Morte, que así llaman a esta gallega Costa Viva. Y si no, acompáñennos en nuestro paseo por losacantilados entre Muxía y Cabo Touriñán. Aunque para eso necesitamos la compañía de nuestros amigos percebeiros.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook