Mapa de recursos


Nuevas Ideas, Viejos Sistemas

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Nos subimos al bus, para comprobar cómo funciona el transporte público urbano en Galicia.

Los expertos en movilidad urbana aportan nuevas ideas para solucionar viejos problemas. Los del tráfico y los de la carestía de los combustibles. Las vías del viejo tren y del tranvía, tienen mucho que ver con el futuro.

 
Tomamos de partida la ciudad de Santiago. Son las 10.15 de la mañana y nuestro recorrido nos lleva de la estación de autobuses, por el centro y los hospitales, un trayecto muy utilizado. La salida se retrasa unos minutos, pero a pesar del tráfico se ajusta bastante al horario previsto casi 1 hora y cuarto de recorrido por 90 céntimos el billete ordinario.
Santiago es un núcleo urbano con menos de 100.000 habitantes, con bastantes problemas de tráfico, debido en gran parte a la peatonalización de su casco histórico y la enorme cantidad de coches que cada día transitan sus vías, porque muchos de estos 100.000 habitantes viven en la periferia. Para ellos el autobús podría ser una buena alternativa. El problema principal de esta ciudad son las calles estrechas, la dificultad para circular y la imposibilidad de habilitar carril bus.
Pero vayamos ahora a otra ciudad. Vigo es la más grande de las urbes gallegas, casi 400000 habitantes y un tráfico, como mínimo complicado. La empresa concesionaria del transporte urbano es Vitrasa. El año pasado hicieron la mayor inversión de su historia con 8 millones de euros para renovar su flota de autobuses,40 nuevos vehículos con las últimas innovaciones tecnológicas, que hacen que el 100% de la flota tenga plataforma baja integrada y muchos de ellos incluso rampa eléctrica. Nos subimos a uno para comprobar si realmente es así. Esta línea, el segundo circular, es casi la que más viajeros transporta, va por el centro, plaza de España, hasta la estación de autobuses, en unos 45 minutos. ¿Cuanto nos costará el billete? Un euro con 8 céntimos, 18 céntimos más que en el anterior viaje por Santiago, pero la realidad está a la vista, los autobuses son mucho más modernos y cómodos. La puntualidad se lleva una buena nota, existen paneles informativos que reciben información del satélite sobre la situación de cada vehículo mediante GPS. Y la conducción es más fluida, gracias, en gran medida a la existencia en varias zonas de carril bus.
Esta es una de las opciones que se barajan en el plan de la Xunta para la dinamización el transporte público, la del autobús de plataforma reservada, de poco coste y alta eficiencia. En las grandes ciudades gallegas se está ya llevando a cabo el estudio de viabilidad de esta opción. El autobús viajaría por un carril exclusivo, lo que sí supondría competencia para el vehículo privado, en tiempo, calidad, servicio y disminución de la contaminación y el tráfico.
Las excusas habituales de los conductores para no utilizar el transporte público son falta de líneas, horarios reducidos, precio y retrasos. Para fomentar su uso la Xunta de Galicia está pretende con el nuevo plan, atraer a 20.000 viajeros más, que ahora utilizan el coche particular, y alcanzar un volumen de 42 millones de billetes en 2009. ¿Y como se conseguirá? Pues en primer lugar con billetes más baratos, subvencionados, una media de 40% menos en buses, trenes y barcos. También con tarjeta única de viaje. Las concesiones se complementarán entre sí, en vez de ser competencia, no habrá distinción estética, todos del mismo color, con las mismas paradas e idénticos billetes, con lo que será posible un trasbordo gratuito entre concesionarias, ventaja que ya tiene el transporte vigués, con 2 trasbordos gratis en 45 minutos. Si el plan, al que se dedicarán más de 72 millones de euros, funciona, se podrían eliminar de las carreteras unos 20.000 vehículos.
Existe una rama de la ingeniería de caminos que estudia este universo que se denomina Ingeniería de transporte. Recientemente la ciudad de A Coruña acogió a casi 500 profesionales en un congreso en el que se plantearon diferentes opciones al transporte convencional para grandes áreas. El éxito estuvo del lado del Tren Tram, una especie de metro ligero capaz de circular en las vías del tren y del tranvía, que puede alcanzar la velocidad de un cercanías, y sería una buena opción para ciudades como Vigo o Coruña con grandes áreas metropolitanas.
La subida de los combustibles hace necesaria la reflexión sobre la optimización en la utilidad del vehículo particular. Por ejemplo, en muchos países es habitual que los compañeros de trabajo compartan coche. Aunque quizás la opción a valorar es si realmente es imprescindible desplazarse al lugar de trabajo para realizar una tarea que se podría hacer muchas veces desde casa.
Si no son ustedes usuarios del transporte público, quizás deberían intentar dejar el coche en casa, y probar, igual les compensa.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook