Mapa de recursos


Entre Torres Y Paneles

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La energía está en el viento y en el sol

El viento y el sol nos proporcionan también hoy energía limpia y segura. Y en Galicia, cada vez más, se imponen a otros sistemas de producción.

 
Eólica, solar, bio combustible, marina?la comunidad tiene una frenética actividad en torno a las fuentes de energía alternativas, de hecho Galicia genera el 25% de la energía renovable española, es la primera potencia nacional, con más de 7500 megavatios anuales obtenidos del agua, viento, sol o recursos forestales.
Según el INEGA (Instituto Enerxético de Galicia) en 2006 el 14% de la energía primaria procedía de fuentes renovables. El Plan Enerxético 2007-2012, con una inversión de6500 millones de euros, aspira a que en esta fecha el 95% de la energía consumida en Galicia proceda de fuentes no contaminantes. Aunque parezca sorprendente por nuestro clima, Galicia tiene potencial para la energía solar, de hecho hay puntos con las mismas horas de sol que muchas zonas de Andalucía. Las tradicionales placas solares calientan agua, pero sin sol no funcionan y hay que complementar este método con otro sistema, a esto hay que añadir el gran peso y tamaño de cada panel y la necesidad de mantenimiento.
La empresa gallega Solar PST ha desarrollado un sistema de paneles termodinámicos capaz de recoger energía incluso en días nublados, con viento, lluvia o de noche, incluso con temperaturas por debajo de los 0º. Aunque no hubiese sol en varios días tendríamos el agua caliente a más de 50º. Esta empresa está revolucionando el sistema de las placas solares, desde hace 5 años no han parado de trabajar. Exportan a Turquía, Grecia, Chile, Francia o Kenia. En Galicia se dieron a conocer sobre todo por las duchas con agua caliente solar instaladas en la playa de Riazor, las del centro oncológico de Galicia o en varios colegios y realmente el sistema funciona. Cada metro cuadrado ahorra 150 kilos de petróleo, 268 de carbón, 90 de gas butano y evita la emisión a la atmósfera de 490 kilos de CO2 anuales. Y no necesita mantenimiento. A simple vista son todo ventajas.
Una variante de la solar es la energía eólica. La fuerza del viento es la estrella energética en Galicia, porque estamos atravesados por uno de los cinco mejores corredores de viento del mundo. Gracias a ello somos una potencia eólica, la cuarta de Europa y la sexta del mundo. En la frontera energética que se ha impuesto la Xunta del año 2012, Galicia tendrá un molino por cada 700 gallegos, y la facturación del sector del viento supondrá el 6 % del Producto Interior Bruto Autonómico.
Pero ¿como son estos gigantes que adornan nuestros montes? Esta es la disección de una de estas fábricas de aire, pero conozcamos que hay detrás. Aplicarmetal, una filial de la viguesa Ganomagoga, es el líder nacional en la fabricación de torres eólicas, negocio nada fácil, sobre todo por las dimensiones del producto que se fabrica. Hay más de 10 tipos diferentes de torre, muchos elementos son variables, el interior, la puerta, como será la base para la instalación, o el tamaño, que puede superar los 100 metros de alto y más de 4 de diámetro. Las planchas de acero se curvan, se sueldan a conciencia y se repasa mediante controles de calidad cada una de las soldaduras de las virolas, los tubos. Se tardan 15 días en hacer cada una de estas torres, y de aquí salen unas 25 cada semana, esperan superar las 400 al cierre del año. Y para ello el engranaje tiene que funcionar a la perfección. La fabricación puede costar uno 400.000 euros, pero un eólico ya completo para funcionar supone un desembolso de un millón de euros.br />Pero no solo los parques gallegos lucen las torres de Aplicarmetal, sus clientes están en EEUU, Chile, Portugal, Francia, Santo Domingo o Grecia. Un molino de 1300 kilovatios genera la energía de mil viviendas en un año. El nuevo plan energético prevé una ampliación en la producción hasta los 6500 megavatios, lo que significa que los vientos que nos atraviesan producirán luz para casi 13 millones de habitantes, un ahorro anual de 28,4 millones de barriles de petróleo y un ahorro de 715 millones de euros. El mayor problema es que esta energía aún no se puede acumular, por ello en días de máxima producción se reduce la generación de otras energías que sí se controlan a favor de la eólica. Los ciudadanos somos responsables del 30 por ciento del consumo total de energía. Con pequeñas pautas de comportamiento en el hogar, en el trabajo, a la hora de utilizar el coche o en la compra de electrodomésticos reduciríamos considerablemente el consumo eléctrico o de combustible. Por ello de nuestra responsabilidad en la utilización de los recursos, depende en gran parte la salud del planeta.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook