Mapa de recursos


Playa de Tapia

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Le proponemos un recorrido por el Tambre en su trayecto por Oca y Lens hasta legar a Tapia.

La playa fluvial de Tapia es para muchos la mejor alternativa a las costas. El arenal del río Tambre nos ofrece la posibilidad de disfrutar del baño y de la tumbona muy cerca de Santiago, evitando el largo viaje en caravana hasta el litoral.

 
Viajemos ahora al municipio de Ames, en la proximidad de Compostela. Desde el monte San Marcos bien se aprecia como nace el Val da Mahía, que se extiende hasta mas allá de Bastavales, siguiendo el curso de dos ríos menores. El Riamonte y el Sar. Y como hacia el noroeste, se distinguen en el horizonte los verdes agros de la parroquia de Oca, donde esta vez iniciaremos nuestra ruta fluvial que termina en playa, en la Playa de Tapia. Dicen que este fue el granero de Compostela, de ahí la importancia que tuvieron los molinos. Tanto el Sar como el Riamonte están llenos de molinos, la mayor parte de ellos en ruinas, formando paisajes que a veces nos parecen salidos de la ancestral Galicia mágica.
El Tambre, naturalmente, no iba a ser una excepción, de ahí que esta ruta que elegimos para llegar a la playa fluvial mas concurrida del área de Compostela, también nos sorprenda con molinos. Desde Oca y para llegar al Tambre hay que seguir un hermoso camino entre campos cultivados y sobre todo carballos centenarios.
El paisaje sería similar si hubiéramos elegido la ruta desde Lens para encontrarnos con este Tambre que se esconde de las masas para que pescadores en invierno y aventureros en verano, disfruten de la soledad de un paseo único, interrumpido solo para ver volar a las aves, especialmente patos salvajes. Y por el Tambre salvaje descendemos por sus cuidadas ribeiras hasta Tapia, la playa fluvial de Ames, uno de los entornos mas apropiados para el ocio.
A Tapia también se llega por carretera, directamente. Está a siete kilómetros de Roxos. Y aquí el Tambre es el protagonista. Del agua emerge un molino, como no podía ser de otro modo, aunque este ha sido reconstruido. Está al pié de una pequeña presa bien hecha que divide el río en dos partes diferenciadas: una en la se aquieta y la otra con un caudal mas agitado. En ambos entornos se ve a gente bañándose y disfrutando de los placeres del agua.
Tras el baño, podremos tomar el sol sobre un extenso y cuidado césped, pasear por los caminos empedrados, o relajarnos a la sombra de los árboles y en la terraza de un chiringuito. Y si queremos deleitar a la familia con una buena churrascada, siempre podremos aprovechar alguna de sus mesas al aire libre a pie de parrilla. Para los más pequeños, la Playa de Tapia cuenta con una piscina, sin los peligros que encierra el río para los niños. Además, durante los meses de julio y agosto la Playa de Tapia cuenta con biblioteca al aire libre.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook