Mapa de recursos


Capital de Uruguay

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Montevideo fue fundada por un español, Bruno Mauricio de Zabala en 1726.

Los sábados por la tarde las calles de Montevideo se llenan de gente que baila al ritmo del candombe.

 
Sabíamos que los montevideanos tienen un índice de alfabetización del 98%, que muchos de ellos son licenciados universitarios porque la universidad en el Uruguay es gratuíta, que una de las principales actitudes que los caracteriza es la solidaridad que los lleva entre otras cosas a beber el mate, porque en torno a él se conversa, se une la gente. El mate es pausa y para tomarlo hay que tener tiempo... Pero quisimos conocer la mejor mirada de esta ciudad y elegimos la de un gallego establecido desde hace 22 años en Montevideo. Manuel Barros es representante de una emigración tardía, la de la modernidad. Su rincón preferido y el que visitamos primero es el Mercado del Puerto. Data de 1825 y comenzó siendo un mercado de verduras y acabó siendo una parrillada. Nos dirijimos con el estómago lleno de un rico asado a la zona vieja. Esta ciudad vieja difiere de las europeas, aquí el edificio más antiguo puede ser de 1820. Su valor es la belleza de la arquitectura colonial. La catedral de 1804 fue el primer edificio construído. Después de estas visitas llegamos a una conclusión clara: esta es una ciudad joven, y hasta hace poco, la segunda más segura del continente.
El mar o Río de La Plata luce hoy marrón, pero ya nos avisan: es culpa del viento. Y mirando estas playas, las verdes explanadas, nos parece que aquí se sabe vivir, la gente no perdona ni un instante de respirar al aire libre y de vivir en sociedad. Por aquí Pocitos, Carrasco, Punta Carretas, viven los más pitucos, la gente más adinerada. Estas tierras estuvieron habitadas por los charrúas, porque, aunque la ciudad, de envidiable situación geográfica es joven, no lo es su poblamiento a lo largo de la historia. Hacia el interior hay hermosos parques como el del Prado. Y paseando llegamos un barrio muy especial el de Reus que hace tan sólo unos años unos alumnos de Bellas Artes resucitaron con sus colores. Así es América, allí el color es vida.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook