Mapa de recursos


De Londres a Cristosende

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Seguimos contándoles historias vividas en esta Galicia única.

La historia Anna y Lluis entremezcla el amor con la búsqueda del paraíso personal. Ambos dejaron dos grandes ciudades, Londres y Barcelona, para encontrar refugio en Cristosende, el balcón de la Ribeira Sacra.

 
¿Por qué una joven que estudia Historia Antigua y sabe Latín abandona Londres y elige para vivir una aldea del ourensano ayuntamiento de A Teixeira?
Viajamos en busca de la respuesta a Cristosende, donde vive Anna Champeney, que ha cambiado su trabajo centrado en el mundo de los museos y las exposiciones, es decir, en el arte, por la artesanía y la calidad de vida de un mundo rural que muchos desconocen.
Cristosende es un paraíso de la Ribeira Sacra, que eligió como emplazamiento una colina-mirador desde la que se contempla el magnífico paisaje de los cañones del Sil.
Aquí, Anna, mantiene su taller en el que trabaja la felpa al estilo artesanal de Galicia, siguiendo la tradición de las viejas tejedoras de la zona. La culpa de su reconversión en tejedora, según cuenta, es un estudio que realizó en su día sobre las colchas gallegas de felpa.
Anna reinterpreta en Cristosende la tradición textil gallega, a la que aporta un innovador diseño inspirado en las creaciones de Mary Butcher y Anna María Vaatainen. Sus trabajos se venden en medio mundo a través de Internet, pero es recomendable visitarla en su taller, en Cristosende, en donde Anna compagina su actividad como tejedora con la dirección de una casa de turismo rural.
Su compañero, Lluis Grau, es cestero y no se sabe muy bien quien convenció a quien para quedarse a vivir en Cristosende. Porque, ambos escriben en su web: "La Ribeira Sacra está preciosa en la primavera, y os invitamos a pasear por los caminos y carreteras rurales flanqueados por viñas y sotos de castaños y robles. Las flores silvestres tiñen de desbordante alegría los caminos, sobre todo en el mes de Mayo".
Si ustedes quieren pasar unas vacaciones diferentes y aprender a tejer, cuenten con Anna. Descubrirán lo mejor de si mismos y un auténtico paraíso.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook