Mapa de recursos


Carballo

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El turismo que viene a Carballo no solo busca la playa, sino también sus espacios verdes, bañados por los ríos Anllóns y Grande.

La cuarta ciudad de la provincia de A Coruña, Carballo, debe esta poderosa situación a la generosidad de sus tierras, y por el auge de sus ferias y mercados, y por su carácter agropecuario, especialmente por el cultivo de cereales: de ahí viene la fama de su pan. Siempre fue el principal proveedor de A Coruña.

 
La ciudad tiene su origen en sus termas minero-medicinales. En 1716 surgieron dos balnearios: "Los baños nuevos" ? hoy desparecido- y "Los Baños Viejos", hoy convertido en un moderno complejo hotelero-termal. Cada vez son más las personas que acuden a probar las beneficiosas cualidades de estas aguas que manan a una temperatura de 42 grados centígrados. Ademas pueden gozar de otro tipo de tratamientos como masajes o aplicaciones de barros medicinales.
El ayuntamiento, como tal, se establece en 1836, y en 1920, el arquitecto Julio Galán construye lo que sería la casa consistorial hasta 1974, pero curiosamente construyeron primero el edificio de la cárcel, que hoy es el Museo. Pero sin duda, uno de los mayores atractivos de Carballo es su extenso litoral marítimo. Más de 8 kilómetros de longitud que nos introducen en la Costa de Morte. Nos encontramos aquí con uno de los espacios naturales más importantes de Galicia, el de Baldaio-Razo, que con sus 5 kilómetros de extensión, abarca la mayor parte del municipio y conforma una de las playas más extensas de nuestra comunidad. Las cerca de 1000 hectáreas de superficie protegida albergan ecosistemas muy diversos: arenales, dunas, marismas, acantilados, praderas litorales. Las condiciones propias de cada uno de estos medios se unen al efecto termo del mar, para producir una flora de extraordinaria riqueza adaptada a condiciones extremas.
Mar adentro descubrimos otro universo. Las blancas playas de Razo y Lema. El baño está garantizado por la Bandera Azul de la Unión Europea, y todo el conjunto está dotado de infraestructuras y servicios, que hacen compatible la utilización turística de este espacio natural con su conservación. No sólo se viene a tomar el sol, sino a utilizar las tablas de surf y recorrer kilómetros de olas, o a practicar el windsurf al abrigo de la marisma o incluso a practicar parapente, que suelen descender suavemente por la ladera del monte Neme.
Pero el turismo que viene a Carballo no solo busca la playa sino los espacios verdes bañados por los r íos Anllóns y Grande. Una de las paradas puede ser el refugio de Queo, lugar perfecto para contemplar el Anllóns y disfrutar de una merienda o una charla. En A Cheda podrán visitar uno de los antiguos molinos de agua, imprescindibles para la transformación del trigo que se utilizaba en la elaboración del sabrosísimo pan de Carballo. Y formada por el río Grande, nos encontramos con esta cascada, de aproximadamente 100 metros de caída que se conoce como Férveda de Entrecruces. Es otro de los excepcionales lugares de la zona. El conjunto de la cascada rodeado de espesa vegetación le confieren un gran valor paisajístico y ecológico. Esta "fervenza" sirvió como fuente de energía para la que fue la primera central hidroeléctrica que proporcionó electricidad a la ciudad.
Lo que está claro es que elijan playa o montaña, el ronroneo del Atlántico será su fiel compañero en esta Costa de Carballo...


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook