Mapa de recursos


Estación de Carril

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Trazando Caminos

La modernidad llegó a estas tierras subida a unos senderos de hierro y unas máquinas que despertaban la admiración de los habitantes del Salnés. Cuando el ferrocarril llegó a Galicia, la primera línea fue la que unió Santiago de Compostela con Vilagarcía. Carril fue la primera estación. Fue en 1873.

 
Nadie vive para contarnos aquella fiesta de 1873... Fue entonces cuando el pequeño Carril se convirtió en la Estación "término" de la primera línea férrea construida en Galicia. Y a partir de ahí, cuando locomotoras como la Sarita conducidas por maquinistas como el abuelo de Cela, cubrieron el trayecto del ferrocarril Santiago- Vilagarcía. Hoy, el puerto Vilagarciano, es de los principales del Atlántico peninsular; pero entonces, era Carril quien disponía de las mejores instalaciones para pesca y mercadurías. Era la época de la prosperidad de la Villa, que gozaba de privilegios por ser cabecera municipal. Pero todo el mundo siente asombro aún por el espacio de ría y por la configuración de pueblo con sabor marinero de este Carril; con iglesia parroquial dedicada a Santiago Apóstol, de portada renacentista y en cuyo atrio es admirable el cruceiro que en él pervive al paso del tiempo.
Fue a partir de 1814, cuando la actividad portuaria se traslada al emplazamiento actual. Carril progresa entonces hacia la ciudad de Vilagarcía, a la que se une y de la que forma parte en la actualidad, como uno de sus mas atractivos barrios. Es verdad que el pequeño puerto no vive el esplendor de antaño pero sí ha recobrado su vocación marinera. En él se asienta una pequeña flota de bajura y las típicas embarcaciones que se dedican al marisqueo en barco. Aunque esta actividad tiene un mayor volumen a pié de playa.
Entre Carril y Compostela, -la playa que así bautizó Vilagarcía- hay un paseo de salud para apreciar todo esto y el inconfundible paisaje del mar de Arousa?? Y de sus atardeceres, claro.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook