Mapa de recursos


Mar Abierto

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La Ribeira de la Ría de Ferrol está formada por el Xubia entre los cabos Prioriño y Segaño

A un lado el atlántico más bravo, al otro la ría en calma. En su entrada, entre punta Prioriño y Punta Segaño las vistas son inabarcables, allí donde alcanza su límite el mar abierto y el mar en calma.

 
Desde Punta Segaño se abarcan dos rías, la de Ares y la de Ferrol, que se entregan al Atlántico, allá donde el faro de Cabo Prior, enfrente, avisa del mar infinito. En Punta Segaño es el paisaje quien reclama nuestra atención, porque donde el mar pierde la calma es donde se torna más grandioso. Pero en cuanto cruzamos hasta el Faro de Cabo Prioriño, mas nos impresiona la conjunción del mar y de la tierra, en perfecta armonía paisajística. En estas laderas, esperan la resurrección ?para usos mas lúdicos y culturales, como por ejemplo, aulas de naturaleza- las antiguas baterías militare. Desde ellas se accede al Cabo Prioriño Grande para admirar los acantilados donde el mar esculpe las graníticas rocas, creando verdaderas esculturas. La inmensidad del mar no impide que los espacios de Doniños reclamen ya nuestra atención, tras punta Golfín. Doniños es playa y laguna litoral. Está entre los acantilados prohibidos y la playa de San Xorxe, después de la isla Herbosa. A partir de aquí, cuanto mas difícil es el mar mas bello es el litoral, en donde no faltan playas ni espacios naturales capaces de asombrarnos. Porque, además, tiene esta costa excelentes miradores a los que se puede acceder con cierta facilidad por serpenteantes carreteras.
Faro Prior es sin duda el símbolo atlántico y el balcón del océano mas interesante de esta costa, porque desde el se alcanzan los acantilados de Los Caballos, donde las olas rompen las rocas, y la playa de Santa Comba que tiene isla enfrente, pocos bañistas, algún surfista y buenas olas. Bordeando el Cabo Prior nos daremos cuenta de que se parece mucho esta zona marítima al Cabo Fisterra, incluso en la concepción exagonal de la torre del Faro.
Si seguimos ruta por este mar del norte de Galicia, nos encantará su costa magnífica de agujas y arenales. Este próximo tramo deberíamos hacer el esfuerzo de recorrerlo a pié, partiendo de la playa de Ponzos, la mejor para el surf, cerca de la hermosa cala de Casal, recogida, para pasar de todo, incluso del bañador.
Y aún hay mas sorpresas, si seguimos la carretera desde Canteiros hasta las Galladas. Una ermita a piéde mar, la de Nuestra Señora del Puerto, acantilados de piedra entre la espuma blanca y mas arte natural. Y escondida, muy escondida, la playa de Campelo a la que podríamos bajar desde Galadas o desde Monte Faro. Desde aquí, ya vemos el Faro de Frouxeira, auténtico símbolo del "mar de las olas", costa indispensable para los surfistas gallegos.
Antes de conocer Valdoviño y su mar, sin embargo, volvamos a Ferrol que es ciudad viva, con gran actividad lúdico-cultural a lo largo de todo el año, en sus símbolos, el Teatro Jofre y el Ateneo. Y en la cálida noche veraniega, espectáculos, conciertos, marcha joven en definitiva, en sus muchos pubs, discotecas y espacios para la cultura.
Al final, paseando junto al mar, otra vez la belleza de la Ría en donde nacen luciérnagas cada noche.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook