Mapa de recursos


Los espacios naturales de O Corgo.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Espacios naturales para caminar entre árboles centenarios, ríos silenciosos y aprender que el respeto a la naturaleza mejorará nuestro futuro.

En la altiplanicie de O Corgo nacen los pequeños ríos Chamoso y Neira, para ceder su caudal al Miño, que marca la frontera de este municipio con el de Lugo, creando buena parte del paisaje que mereció ser la Reserva de la Biosfera.

 
Hay dos lugares de O Corgo de esos poco frecuentados y que nos invitan al disfrute de una primavera que ya hizo brotar los árboles más propios, como los carballos, avellanos y sauces; y sembró el campo de margaritas y otras flores silvestres, para crear el ambiente multicolor de la tierra llana.
A Fraga das Fervenzas es un bosque centenario cuyo valor aparece citado ya en el catastro del Marqués de la Ensenada, de 1752. Es un lugar único en Europa, por eso ha sido elegido como Bosque del Año en España, por el Ministerio de Medio Ambiente. Está clasificado como "bosque de inundación" y su enclave es Reserva de la Biosfera. Por eso se pide que también entre a formar parte de la Rede Galega de Espazos Naturais Protexidos, con la declaración de monumento natural.
El bosque de A Fervenza ha sobrevivido a orillas del Miño, en un lugar paradisíaco, gracias a la iniciativa privada que, para hacer frente a su conservación, creó el complejo de turismo rural Casa Grande de A Fervenza. Está a orillas del Miño, a su paso por O Corgo y al borde de una fervenza. Cuenta también con un antiguo molino del siglo XVI, que fue transformado en hospedería. La Casa se rehabilitó conservando las líneas de los antiguos caseríos gallegos.
Otro entorno natural que merecerá la pena visitar en O Corgo es el del puente medieval sobre el río Neira, aunque aquí se nota mas la acción de la mano del hombre, porque está explotado como aérea recreativa y veraniega playa fluvial. El puente fue construído en sillería de granito con cuatro arcos de medio punto, cuyo aspecto primitivo ha sido ligeramente alterado con la construcción de ménsulas y una barandilla metálica para ensancharlo para uso de vehículos. Pero el río Neira tiene aquí un especial encanto y al igual que en el Chamoso, podemos pescar truchas magníficas.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook