Mapa de recursos


La Nueva Autopista del Barbanza

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La autovía pone a nuestro alcance el excepcional atractivo turístico de la comarca del Barbanza.

Dicen que fue el trayecto con mayor número de accidentes de toda Galicia, pero atrás quedan ya las fatídicas curvas de Vilela, identificadas por Tráfico como el principal punto negro del viejo corredor, y que anula una enorme recta.

 
Era el kilómetro 13 entre Padrón y Ribeira, de la que ahora sí es una "autopista al paraíso" que suponen los espacios naturales de la península del Barbanza. En pocos minutos, desde Santiago, alcanzaremos la ensenada de Rianxo y Boiro; A Pobra y su mirador de A Curota; las playas de Ribeira y el increíble espacio del Parque Nacional de Corrubedo.
Las dos calzadas separadas por mediana evitan choques frontales y los motoristas están más protegidos que antes porque, al menos en la mitad del trazado, se instaló un doble guarda-raíl.
La autopista del Barbanza nos permite llegar a Rianxo en 20 minutos desde Compostela. Dice una vieja canción popular rianxeira que el paraíso existe y está en Tansil, playa-puerto y lugar para el ocio que preside una curiosa imagen de la Virxen Moreniña.
Rianxo, villa hermosa en su configuración marinera y lugar de vacaciones ideal para 20.000 visitantes fijos que aquí regresan cada vez que es verano. Escribió el poeta, que en Tansil "caían como bagoas as estrelas" el día en que Castelao nos dejaba para siempre en el exilio bonaerense. Porque este es el mar de la poesía, que frente a él nacieron o vivieron figuras literarias de la importancia de Valle Inclán, Rafael Dieste o de Manuel Antonio.
El mar de Rianxo es como un remanso de paz que tiene su mejor postal en el entorno portuario. En tierra han construido un paseo que bordea el agua para sentir más de cerca el olor a salitre y respirar aire de ría. Y ver como salen y entran los barcos de la xouba, que es el pescado más sabroso de todos los pescados de estas aguas.
Volvamos a la Autopista, que recorren en verano unos 30 mil vehículos diarios. Para llevar a cabo esta obra se excavaron dos millones y medio de metros cúbicos de terreno y se movió otro millón seiscientos de terraplenes y rellenos. Para su construcción hubo que expropiar casi un millón de metros cuadrados. A Boiro se llega desde Rianxo en un plis-plás, sobre todo a Cabo de Cruz, el puerto mejillonero por excelencia, que ya se sabe que las bateas son la gran riqueza de esta Ría de Arousa. El mar es el pulmón económico de esta Costa del Barbanza y Boiro toda una referencia de su importancia. El mar es quien genera este paisaje que atrae cada verano a miles de turistas y de veraneantes, que esta villa de Boiro es también villa de vacaciones.
La importancia del Turismo ha potenciado un pujante sector hostelero. Boiro cuenta con buenos hoteles, una variada oferta de apartamentos en régimen de alquiler e incluso con camping y casas de turismo rural que ofrecen mucho más que mar. Vienen los veraneantes procurando un sol radiante para disfrutarlo en las mas bellas playas, sus mejores espacios naturales: Barraña es la más próxima al centro. Carragueiros es un espacio natural de lo mas interesante, tanto por su arena fina como por la laguna que le confiere una singular belleza. Retorta, Mañóns, Ladeira de Chazo, son playas con diferentes encantos y todas en conjunto suponen la más interesante oferta para los amantes del sol y la arena.
Hay datos que, si nos fijamos en el trayecto, bien hablan de la complejidad de esta autovía, que empezó con la realización de 76 pasos de drenaje, 6.705 metros cuadrados de muros, 11 viaductos, 29 pasos superiores y 51 inferiores, una pasarela peatonas y 85 metros de falso túnel. Todo esto, a lo largo de 40 kilómetros entre Padron y Ribeira, como les decíamos.
Tras Boiro la autovía nos conduce hasta A Pobra do Caramiñal. Pero si queremos descubrir los secretos de esta costa, desde A Pobra hemos de tomar altura y encaramarnos al mirador de A Curota, su mejor espacio natural, desde el que Valle Inclán admiraba el Ría. Aunque esta sierra del Barbanza bien merece caminarla para conocer sus perfiles. Desde ellos se alcanza prácticamente todo, incluso los rincones desconocidos de la montaña próxima, con piscinas naturales para refrescar la ruta. Para refrescarse, mejor será buscar las playas, que las hay para todos los gustos.La de Cabío, es de las mas concurridas del Barbanza, con excelentes servicios y uno de los campings mas populares de esta costa. A Pobra es un municipio eminentemente turístico con abundancia de servicios.
Seguimos trayecto por esta nueva autovía, que estrena verano. Cuenta con 13 enlaces para las dos calzadas de siete metros de ancho, que separa una mediana de un metro doscientos y arcenes exteriores de dos metros y medio, e interiores de un metro. La obra mas espectacular quizá resultase ser el desdoblamiento del viaducto sobre la Ría de Arousa, de 712 metros de largo. Se llevó a cabo por la margen derecha en dirección a Ribeira. Se creó para ello una isla artificial de 500 metros y se derribaron los puentes del río Te en Lampón y Cespón, para construir uno nuevo en Manselle.
Apenas 5 minutos desde A Pobra y ya estamos en Ribeira. Un dolmen, el de Axeitos, atestigua un origen muy antiguo de esta Ribeira de Arousa, ciudad de veraneo y capital del Barbanza en la actualidad. Es, dicen, el Partenón gallego y referencia cultural para la Galicia histórica. Las industrias relacionadas con la mar marcan su desarrollo desde el siglo XVIII, con las primeras fábricas de salazones, reconvertidas en pujantes conserveras en el siglo XIX. Y naturalmente, la propia mar: estamos en el principal puerto de bajura de España. En torno a él creció una de las mas importantes flotas pesqueras de Galicia y también, en uno de los mas visitados municipios de esta Ría de Oro, centro de veraneo de miles de familias que duplican su población de junio a septiembre.
Las playas mas atractivas las encuentra el visitante en Aguiño, que es pueblo marinero por excelencia. Playas atlánticas, que huelen a mar bravo, y para todos los gustos: salvajes, familiares, nudistas, para surfistas, etc.
Al final de todo este trayecto, Corrubedo. Pueblo, playa y Parque Natural en el que merece la pena quedarse para disfrutarlo en su plenitud hasta que muera la tarde.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook