Mapa de recursos


El Parque de Bens

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Cómo un basurero se transforma en un espectacular parque.

Hemos necesitado una catástrofe de proporciones bíblicas para que se produzca un cambio sustancial y saludable en nuestra política, nuestra economía y nuestra manera de hacer las cosas.

 
Es difícil de creer que lo que hoy es una zona de esparcimiento y disfrute, fuese en su día una montaña de basuras que el diez de septiembre de 1996 se derrumbaba causando la muerte de un ciudadano e impregnando la ciudad de un hedor insoportable. Cien toneladas de basura desplazándose hacia el mar sin remedio porque durante muchos años los residuos del municipio de A Coruña y de varios ayuntamientos limítrofes se habían depositado aquí sin que el tema preocupase a nadie. Hemos necesitado una catástrofe de proporciones bíblicas para que se produzca un cambio sustancial y saludable en nuestra política y en nuestra economía. Apenas cuatro años y medio después, se ha conseguido no sólo el cierre y sellado de la escombrera, sino también la recuperación de más de 600.000 metros cuadrados de monte. Se ha desarrollado un plan de tratamiento de basuras modélico desde el punto de vista ecológico y medioambiental, con una apuesta decidida por la recuperación, el reciclaje y la reutilización de los residuos. Lo que hay aquí debajo es una impresionante obra de ingeniería que ha costado más de tres mil millones de pesetas. La inversión está más que amortizada: el parque ha podido inaugurarse coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente. La basura enterrada además va a transformarse en una rentable fuente de energía. La zona sellada estará vallada al público hasta que el paso de una década permita su asentamiento. El área recuperada para parque es ahora un espacio en el que se integran una cascada, dos lagos, un aparcamiento y un área de ocio con fauna y flora autóctonas. En el futuro, Bens será una de las partes integrantes del parque Atlántico, un proyecto ambicioso que correrá a cargo del arquitecto César Portela. A Coruña ha pasado página de forma ejemplar a la peor etapa de Vázquez, un alcalde que ha cumplido su palabra demostrando que las cosas se solucionan a base de trabajo inteligente.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook