Mapa de recursos


Mil Ríos para Pescar.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Alvaro Cunqueiro definió a Galicia como el "País de los Mil Ríos".

Hay cien mil gallegos aficionados a la pesca, un deporte que nos permite hacer turismo de proximidad y conocer los bellos paisajes verdes de nuestro sistema fluvial.

 
Según la federación gallega son alrededor de cien mil las expedidas para practicar este deporte, en la primavera 2009, que fue excepcional.
Hay razones científicas que refutan esta afirmación: La biología de los peces está vinculada a los ciclos hidrológicos en el interior del río. Así, el desove, en la mayoría de las especies, coincide con las épocas de crecida, en invierno, cuando la abundancia de espacio vital y de alimento ofrece las mejores condiciones para la supervivencia y el crecimiento de los alevines. Porque la pesca en aguas fluviales, en Galicia, ha pasado de ser una actividad económica a constituir una práctica fundamentalmente deportiva.
La trucha es la especie mas abundante en nuestros ríos, incluso se cría en los regatos pequeños, nacidos en las fuentes de los montes mas próximos. Hay ríos salmoneros, entre los que destacan el Eo y el Ulla. Pero en los ríos de más largo recorrido, como el Miño o el Tambre, crecen también la solla y el reo, especies muy cotizadas.
Pescar no es solo capturar peces de un río. Es también hacer senderismo por idílicos recorridos habilitados especialmente para ello y descubrir los más bellos paisajes, poco frecuentados. Y también conocer algunos de los símbolos de nuestro pasado rural, como los viejos molinos en desuso.
Los ríos de Galicia te permiten todo esto y además nos proporcionan toda una cultura en la que destacan aspectos gastronómicos únicos, porque no hay pez que no tenga fiesta propia. Por eso sabemos conservar entornos que siempre nos sorprenden.
Así que, obtenga su licencia para pescar, equípese debidamente, déjese aconsejar por los más veteranos y búsquese un buen coto. Sienta el placer de practicar un deporte tranquilo que nos permite el contacto con la naturaleza y recorrer los más bellos lugares de la Galicia interior. Además, si la cesta no se llena de peces seguro que sí se llena de experiencias agradables.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook