Mapa de recursos


Balnearios de Galicia.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Los balnearios de Galicia ofrecen opciones para todos los gustos y para todos los bolsillos.

Les proponemos disfrutar de los placeres del agua en los balnearios de Galicia testigos además de importantes páginas de nuestra historia.

 
Galicia es el País del Agua y de ella procuramos gozar esta vez, contándoles viejas historias balnearias. A las termas de Lugo iban ya los romanos hace dos mil años pero hoy van dos mil fumadores al año que quieren dejar el vicio. Las madres con bebés buscan nuevos programas en las piscinas de Guitiríz. Los enamorados toman las aguas que curan todos los males, a la luz de las velas, en Cuntis y la gente culta revive en Mondariz el romanticismo del siglo XIX y el resurgir cultural. Dice su alcalde que es el Baden-Baden del siglo XXI y recuerda a todos que aquí se mojaron Alfonso XIII, Rockefeller, y Ramón Cabanillas. Pero es en A Toxa en donde se mezcla el glamour de su gran hotel y de los nuevos inquilinos de la Isla, con la modernidad de sus espacios balnearios, junto al mar.
Hoy, además del clásico Gran Hotel, en A Toxa hay dos cuatro estrellas, el Isla de la Toja y el Hotel Louxo. Cada uno de estos establecimientos tiene sus propias instalaciones balnearias y spás, desde los que se contempla el mar de Arousa.
El Balneario del Gran Hotel es el mas clásico y su reforma de hace una década ha sabido respetar el entorno y las primitivas instalaciones en donde, aún hoy, "van a tomar las aguas" numerosas personas de la provincia de Pontevedra, que creen en sus poderes curativos, al margen de los placeres termales. El Balneario del Isla de La Toja es el moderno complemento a uno de los más tradicionales espacios termales de España.
Aunque sea en invierno, incluso cuando A Toxa se refugia entre la bruma, merece la pena disfrutar de sus paseos entre árboles, de su campo de golf mirando a la Ría, de sus completas instalaciones deportivas y, sobre todo, de la extraordinaria tranquilidad que ofrece este pequeño paraíso gallego, mas asequible en este tiempo que cuando, con los calores de verano, se llena de famosos, políticos y gente adinerada de media Europa.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook