Mapa de recursos


Por Todos los Caminos

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Todos los caminos conducen a Galicia y especialmente a Santiago.

La tradición Xacobea invita al peregrino a disfrutar de la belleza del recorrido y del diálogo con la naturaleza en esta senda llena de puntos de encuentro.

 
Sin duda la Ruta Xacobea es la forma más común de hacer turismo activo aunque solo sea porque en ella se confunden la Fe y el ocio. Pero hay otros modos de participar en la vida en común, tanto en el interior como en el propio mar gallego.
Comencemos por el interior. Hay mucha historia y mucho interés monumental entre las paredes de los edificios de los cascos históricos del País, que son muchos y muy variados. Sin embargo, esta vez queremos llevarles hasta un lugar pequeño, pero de gran relevancia. Allariz, con sus empedradas calles en descenso hacia el río Arnoia, es villa medieval en donde el Rey Alfonso X El Sabio compiló sus famosas "Cantigas" , escritas ya en idioma gallego. En el convento de Santa Clara están los restos de su esposa doña Violante. Allariz mereció el premio Europa Nostra antes de que el siglo XXI y una excelente gestión municipal la convirtiesen en una villa turística de la que atrae tanto su recuperación etnográfica como el entorno natural del río Arnoia.
Muy próxima a Allariz está la llanura que conocemos como Terras da Limia, salpicada de cruceiros e iglesias románicas, atalayas medievales y miliarios que marcan el paso de la romana Vía Nova, por la que llegaron las legiones de Décimo Juno Bruto, para enfrentarse a la aventura y a la leyenda del "río del olvido", el Limia, que los romanos confundieron con el Lethe del que se decía que quien lo cruzaba perdía la memoria. En A Limia están monumentos tan interesantes como la torre de A Forxa, en A Porqueira; los menhires de Cortegada y Antela; el conjunto etnográfico de hórreos en Congostro; a Carballa de A Rocha y la ciudad de los límicos, la actual Xinzo, capital de A Limia.
Entre Allariz y A Limia, la oferta de servicios turísticos es la más amplia del interior de Galicia, con magníficos hoteles, y pazos y casas rurales, así como singulares restaurantes que sirven una amplia y variada gastronomía autóctona.
Si preferimos el mar hemos de emprender el camino del Finisterrae para llegar a Lira, parroquia de Carnota, y convertirnos en "mariñeiros" junto a los maestros de la Cofradía de Pescadores, que nos descubren el variopinto mundo de las artes de pesca y nos enseñan como pescar pulpo con nasas.
Por aquí pasaba la Per Loca Marítima, otra vía de Roma, comercial y turística, que se inicia en el estuario del Miño y finaliza en la ciudad de Hércules, en A Coruña.
Los paisajes de a Costa da Morte ya se inician en el monte sagrado O Pindo, que se enfrenta al faro del Fin de la Tierra, donde los romanos creían que se acababa el mundo. Hasta Fisterra aún hoy llegan peregrinos en busca del origen de la cristiandad gallega, lo mismo que hizo Santiago, el hijo del Trueno, motivo y mito de todas las rutas xacobeas.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook