Mapa de recursos


Leche Gallega.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Galicia Para El Mundo nos vamos ahora al campo para saborear la leche gallega.

Mientras el censo ganadero cárnico se estabiliza, el sector lácteo lucha por su supervivencia contra la leche de importación y las cuotas europeas.

 
Somos la moderna gran potencia lechera del estado. Tenemos las mejores explotaciones, en las que usamos ordenadores para ordeñar las vacas, mejor alimentadas que nunca con pienso de Omega 3 que aumenta la producción y la calidad. Pero es este subsector agroalimentario el que más sufre las consecuencias de la crisis y de la normativa europea. Y basta un dato: Hace tan solo cinco años había en el país 30 mil explotaciones lecheras y medio millón de vacas. En la actualidad quedan unas diez mil granjas y unas cien mil vacas.
El dato lo facilita el Laboratorio interprofesional Galego de Análise do Leite, LIGAL, que pide una intervención activa y efectiva de los órganos de gobierno del sector, a nivel estatal y autonómico. El ganado vacuno de orientación lechera es el subsector con mayor peso en la ganadería gallega, aunque la "rubia" siga siendo la reina mimada de los prados verdescentes, de ahí que la carne que se vende bajo el paraguas de la marca Ternera Gallega sobreviva bien en estos tiempos duros.
La importancia del sector lechero gallego nos lo da su facturación global, pese a su bajo precio, unos quinientos millones de euros. Factura cinco veces mas que la "carne con carnet", que es como se comercializa la "rubia gallega". Mientras el censo ganadero cárnico se estabiliza, el lácteo pierde precio en los mercados, lo que amenaza la viabilidad de las explotaciones. Pero esto no es nada comparable con la gran amenaza que se les viene encima en el 2011, la supresión de la cuota láctea, un escenario muy complejo para los ganaderos gallegos que hay que prever, aunque sin dramatismos.
La leche gallega es especialº, sabe como la de antes y eso se lo debe a la alimentación, donde el maíz juega un papel importante. Las vacas lecheras aunque comen sin límite, dan buena cuenta de al menos unos 50 kilos de alimento al día. Y una de las bases de su alimentación es el maíz, de ahí que cuando visitamos una zona rural en Galicia veamos como se han sembrado de maíz la mayor parte de los campos. Las vacas se comen el 80 por ciento de la cosecha de maíz gallego. El otro veinte por ciento se lo reparten las gallinas, las ovejas e incluso el cerdo, que son los animales que se crían en el rural gallego
Por cierto que los cultivos básicos del agro gallego de hoy en día, el maíz y la patata, vinieron de América.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook