Mapa de recursos


Rutas por Galicia.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Tiene Galicia mil paisajes que conocer, más allá de su costa y de sus playas.

En eso se basa el plan que elabora la Consellería de Turismo del gobierno gallego para relanzar el sector turístico en el bienio 2.010-2011.

 
Se pretende potenciar los recursos naturales y despertar el interés cultural de un turismo de calidad, capaz de apreciar el patrimonio histórico y la gran variedad de parques naturales que posee el país. Para conseguir este objetivo, Roberto Varela, titular de Cultura y Turismo, cuenta con la colaboración de los directores de los espacios naturales de Galicia y los directores de los museos, además de con los hosteleros y los municipios, con los que intenta consensuar una estrategia para sortear la crisis económica.
El Xacobeo 2010, según Turismo, puede ser la gran plataforma de lanzamiento del sector, que este año se ha defendido de la crisis superando sus previsiones iniciales. El departamento de Turismo del gobierno gallego, a través de las empresas públicas Turgalicia y S. A. de Gestión del Plan Xacobeo, ya está llevando a cabo una campaña publicitaria y de marketing, basada en presentaciones de promoción del Camino de Santiago y un relanzamiento internacional de la imagen de Galicia.
Al margen de la Ruta Xacobea, naturaleza y cultura son dos valores fundamentales de una Galicia que tiene en el turismo el doce por ciento de su PIB.
Les pondremos tan solo algunos ejemplos de esa mezcla de belleza e importancia histórica que se pretende resaltar, siguiendo atractivas rutas poco publicitadas para el gran turismo:

Provincia de Lugo. Ribadeo-Mondoñedo por Trabada.
Llegando a Ribadeo desde Asturias y tras admirar los paisajes cantábricos, buscamos alojamiento en Trabada, en el Pazo de Terrafeita, para gastar un día entre el valle y la media montaña, disfrutando de la paz verde. Desde Trabada se llega por entre paisajes de montaña y pronto a Lourenzádonde merecerá la pena conocer la historia del Conde Santo y su iglesia basilical. Aunque para basílica, la Catedral de Mondoñedo, que es antigua capital del Reino de Galicia, monumental y culta por ser cuna de gente tan ilustre como Cunqueiro o Pascual Veiga.

Provincia de Ourense. Carballeda-Rubiá por O Barco de Valdeorras.
Entrando por el Bierzo en Galicia y dejando a un lado los montes de Trevinca, el techo de Galicia, seguimos el paisaje del Sil desde Carballeda hasta O Barco, una ciudad que nos ofrece historia por sus cuatro costados, desde que aquí llegaron los Cigurros y se asentaron en su Castro, donde hallaremos hoy un confortable Pazo de Turismo Rural.
O Barco cobra importancia estratégica y económica cuando aquí se asientan los romanos, cuya presencia ha sido muy intensa debido a la importante riqueza minera, especialmente el oro que arrastraba el río Sil. Restos arqueológicos hacen referencia a la dominación romana: la Vía Nova o Vía XVIII del Itinerario de Antonino, se mantiene en un trecho de la calle Real y de la calle San Roque, además del puente romano de Entoma. A los romanos le sucedieron en sus conquistas los suevos y los visigodos. Y ya en la Edad Media, este territorio estuvo dominado por los Condes de Lemos. El poder de la iglesia fue notorio a partir del siglo XII, cuando se construye el monasterio de Xagoaza, la mejor muestra del románico, perteneciente a la Orden de Jerusalén. O Barco es el centro neurálgico de un atractivo territorio para quienes quieran descubrir la grandiosidad de la montaña, el paisaje que dibujan sus ríos, y las huellas de un pasado que aún nos sigue asombrando. El final de esta ruta ourensana esta en el municipio de Rubiá donde la Naturaleza la dibujan el Sil, las cuevas de Biobra y de Rubiá y la asombrosa Serra da Lastra, todo un paraíso.

Provincia de A Coruña. Ruta de la Luz. Entre Mazaricos y Ézaro.
Desde Compostela a Mazaricos se llega a través de la carretera de Muxía, por Negreira, y una vez que hemos pasado la mansión romana de Brandomil, hoy sustituida por un conjunto de cruceiro y puente medieval, donde disfrutar de una parada otoñal a orillas del Xallas.
El Xallas es el protagonista de este trayecto, puesto que iremos de embalse en embalse para llegar al Atlántico en un lugar mítico. Los encoros de A Fervenza, de Ponte Olveira y de Santa Lucía son los espejos de la tierra verde, que termina justo donde el río desemboca en cascada, en O Ézaro, un lugar magnífico de O Pindo, que es monte y playa frente al océano infinito.

Provincia de Pontevedra. Tui-Monte Aloia.
Desde Vigo, por autopista o por autovía, Tui está a tan solo quince minutos. Esta antigua capital del reino de Galicia y todavía importante obispado compartido con Vigo, mantuvo históricamente la mejor relación con el Portugal vecino. La ciudad de Tui se alza hacia lo alto de una colina y es casi toda de piedra. De piedra monumental, que esta ciudad está plagada de interesantes monumentos histórico-artísticos, como la Catedral -gótica y románica- que hay que visitar despacio, incluyendo en la visita el claustro del siglo XIII, el único medieval completo que conserva una catedral gallega. La capilla de San Telmo, el convento neoclásico de San Francisco, los conventos de las Encerradas y el de las Clarisas, y la iglesia de Santo Domingo, completan una oferta monumental extraordinaria. El Miño embellece la urbe. Para bajar hasta el río, hay que hacerlo por las angostas y empinadas calles de su casco histórico. Una vez en su orilla, disfrutaremos de bellos paseos junto al puerto fluvial.
Pero la mejor muestra de la belleza natural la hallaremos en el Parque del Monte Aloia, al que se accede por la carretera de Gondomar. El Parque está enclavado en la Serra do Galiñeiro y su punto mas alto, el San Xiao, domina el tramo final del Miño hasta su desembocadura. Esta extraordinaria atalaya de casi 630 metros de altura, catalogada también como Zona de Especial Protección de los Valores Naturales, sirvió de refugio y defensa frente a las diversas invasiones que sufrieron estas tierras a lo largo de la historia, especialmente durante la Edad Media. Pero los restos de una muralla en lo alto del monte y de un poblado romano indican que el ser humano ya conocía esta zona desde hace muchos siglos. En el Aloia, la Naturaleza más viva nos recuerda también parte de nuestra historia.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook