Mapa de recursos


El Gran Cañón del Sil

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Sin duda nos encontramos en uno de los paisajes más hermosos de Galicia.

Pronto nos damos cuenta de que su belleza es casi brutal. Una caída vertiginosa hacia el río, laderas pobladas de viñas, de castaños, de naturaleza y de vida.

 
Desde los miradores o desde el propio río, navegable en catamarán; desde tierra o desde el agua, el Gran Cañón del Sil es el espacio natural más impresionante de la provincia de Ourense.
Conforma la parte mas espectacular de lo que se conoce como Ribeira Sacra y se inicia precisamente en el municipio de A Teixeira
. Aquí el río deja definitivamente los valles de la parte mas oriental, en su trayecto desde Valdeorras por Quiroga y Caldelas, para continuar entre laderas verticales donde hallaremos la piedra geórgica de los graníticos orígenes.
El Cañón del Sil es un lugar de interés comunitario que aspira a ser Parque Nacional y juntamente con todo el conjunto de la Ribeira Sacra, Patrimonio de la Humanidad. Por su interés geomórfico, paisajístico y botánico bien lo merece.
A Teixeira ofrece diversos miradores desde los que contemplar tanta belleza. El de Xirás está en la carretera que une Valilongo y A Teixeira. Desde aquí se alcanza el cuadro perfecto: el pintoresco pueblo de Cristosende en primer término y al fondo el Sil, con los bancales de cepas trepando por las laderas y los castaños amarilleando el paisaje. Cristosende está en la carretera entre A Teixeira y Parada. El mirador nos acerca el paisaje del Sil como si nuestros ojos tuvieran un zoom espectacular. Desde Lumeares, a donde hay que ir a propósito, se contempla todo el valle de la Abeleda, incluso los restos del monasterio de San Paio, otro lugar para contemplar de nuevo el río.
Finalmente, nos miramos en el espejo del Sil desde A Pedra do Sol, que es lugar para reflexionar sobre tanta belleza, sobre el vino y sobre la importancia que tuvieron aquí la romanización y la llegada de los primeros monjes.
Desde cualquiera de estos miradores, si somos curiosos, nos sorprenderá ver que la Ribeira Sagrada deja crecer también especies arbóreas poco frecuentes en Galicia, como la encina, el olivo o los cipreses, que conviven en el bosque de ribera con los castaños o los carballos. El halcón peregrino es el rey del cielo y en la tierra manda el lobo. Pero también el ojo humano puede ver milanos negros o algún águila; jabalíes y nutrias.
Sin duda, la Ribeira Sacra, es uno de los lugares mejor conservados de Galicia y el río, en este su Gran Cañón, es quien propicia la vida creando un microclima especial, porque es posible encontrarnnos la luminosidad de un día soleado y la niebla húmeda que todo lo empapa.
Si usted quiere embarcar en el catamarán, siga la vieja carretera de Castro Caldelas a Monforte de Lemos y los maravillosos paisajes que desde ella se alcanzan. Al llegar al puente de la Abeleda encontrará el embarcadero.
Navegar por el Sil es todo un placer que nadie debería perderse?


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook