Mapa de recursos


Nuevos Paraísos.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Hoy iremos en busca de esos lugares magníficos para hacer turismo o para quedarse.

Aunque hay cientos de pueblos abandonados en el rural gallego, son cientos, también, los paraísos recuperados para eso que la modernidad dio en llamar turismo rural.

 
La emigración fue la causa del abandono de pueblos enteros y aún hoy se nota la huella de un pasado de hambre en los edificios caídos de algunas de nuestras viejas y queridas aldeas. Sin embargo, hay una nueva cultura que contribuye a recuperar el paraíso perdido. Nuevas modas no solo recobran pueblos enteros para el turismo, sino que logran para ellos nuevos habitantes.
A estos "nuevos paraísos" llegan gentes de buena fama y buen vivir, aunque también se pierda por aquí el popular y controvertido personaje mediático, de no tan aceptada notoriedad.
Cuando viajamos por el rural releyendo nuestro pasado, aunque en algunas zonas permanezca la huella del olvido por el éxodo de sus moradores, en otras sentimos esa magia que nos transmiten la arquitectura popular, la etnografía y la naturaleza gallega bien conservadas.
A más de setecientas ascienden las iniciativas de recuperación de aldeas y edificaciones, llevadas a cabo por gentes aquí nacidas o aquí llegadas. A ellas se debe la creación de esos nuevos paraísos. Pero quedan aún muchas pequeñas aldeas abandonadas que esperan la resurrección. La empresa "Galicia Paradise" , especializada en construcciones antiguas, nos ofrece en Internet algunas pistas que, mayoritariamente siguen gente mayor que viene desde Gran Bretaña, los países nórdicos y Alemania. Esa es la procedencia de la gente que trae vida y también nuevas costumbres a la olvidada aldea del abuelo.
Estos "nuevos paraísos" se nos muestran recuperados y espléndidos. En ellos descubrimos viejos pazos, casas grandes de la antigua nobleza, casas rectorales y complejos de labranza de singular arquitectura. Además, siempre están ubicados en entornos donde la belleza nos emociona.
Y si el Turismo Rural ha magnificado olvidadas construcciones, patrimonio de aquella sociedad civil en decadencia, el Camino de Santiago, felizmente recuperado por el actual fenómeno Xacobeo, motivó la reconstrucción de edificios históricos relacionados con las medievales peregrinaciones a Compostela, para utilizarlos como albergues. En algunos casos, la S. A. de Xestión do Plan Xacobeo incluso se propuso reparar el estado ruinoso de algunas edificaciones religiosas.
De la red de albergues públicos de Galicia hay muchos ejemplos pero sin duda el mejor exponente de esta recuperación del pasado, es el conjunto de Ribadiso, en Arzúa, un antiguo hospital de peregrinos al lado del río Iso, que el Camino cruza por un pequeño puente medieval, porque este era también un camino real.
Hay una interminable lista de edificios religiosos recuperados con presupuestos Xacobeos, pero tal vez en Palas de Rei, en Vilar de Donas, la iglesia de San Salvador, anexa a un antiguo monasterio del siglo XII, resulte el mas claro ejemplo de conservación del patrimonio monumental.
La emigración de finales del XIX y de principios del siglo XX fue para Galicia una lacra y una bendición; porque se llevó de la Tierra su mejor capital, el humano, pero también el hambre. Las huellas de aquel éxodo aún se palpan en lo que queda de algunos pueblos que forman parte del triste censo de abandonados. Sin embargo hay un esfuerzo institucional para que la sociedad civil perciba la magia de esos lugares, fomentando una cultura de recuperación como segundas viviendas, como hoteles con encanto o como casas de reposo. Además, el turismo rural es la fórmula mas elegida por los gallegos para conocer su país y el otoño una época excelente para disfrutar de cuanto nos ofrece. Este verano ha superado la crisis con nota, puesto que la mayoría de los establecimientos llegaron a las mismas cotas de ocupación que el pasado 2008.
Hoy en día, Galicia oferta un buen número de establecimientos rurales en los que gozaremos tanto del lugar como de las numerosas oportunidades de ocio que nos ofrecen.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook