Mapa de recursos


El Camino del Norte

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La ruta Astur-Galaica por la costa, es uno de los primeros que utilizaron los peregrinos para llegar a Santiago desde Europa.

Su antigüedad se remonta hasta casi el momento en el que se descubre la tumba del Apóstol.

 
Antiguamente, los peregrinos que lo utilizaban provenían de Francia, por tierra o por mar, en embarcaciones que, desde los países nórdicos, incluso desde Escandinavia, recalaban en los puertos vascos, cántabros o asturianos y en el de Ribadeo, el primer territorio gallego que pisaban.
En la actualidad, el tramo gallego de esta ruta está señalizado a lo largo de sus 170 kilómetros, tanto con las célebres "flechas amarillas" como con mojones de piedra marcados con una concha de vieira, en la que se indican los puntos kilométricos. Hay también numerosos albergues en su trayecto y servicios de atención al peregrino en todos los ayuntamientos que atraviesa, especialmente los que se consideran final de etapa. Esta ruta del Norte, además de la vitalidad espiritual que representa como camino de peregrinación, ofrece al viajero numerosos atractivos de tipo cultural y paisajístico:
El Cantábrico, creador de espacios naturales de increíble valor, en su tramo inicial. Los valles mas fértiles de la provincia de Lugo. Ríos de aguas cristalinas. Y pequeños pueblos con numerosos valores etnográficos, iglesias de todos los estilos arquitectónicos, una catedral, paradores modernos en construcciones medievales, viejos balnearios recuperados y monasterios entre cuyas paredes podemos sentir aún la espiritualidad de un canto gregoriano.
Este Camino del Norte se inicia en Ribadeo, que es villa turística de especial importancia, con parador de Turismo y un puerto deportivo con todos los servicios, si es que el peregrino llegó por mar. Su ría es un rico enclave ecológico y su casco antiguo ofrece al visitante numerosos edificios histórico-artísticos.
La primera etapa finaliza en Vilanova de Lourenzá, en donde el noble Osorio Gutierrez conocido como el Conde Santo fundó un monasterio benedictino. En la actual, el edificio constituye una extraordinaria muestra del barroco y la fachada de su iglesia se debe al arquitecto Casas Novoa, el mismo que diseñó la fachada del Obradoiro de la Catedral compostelana.
De Lourenzá llegará el peregrino, a través de este Camino del Norte a Mondoñedo, antigua capital del Reino de Galicia, aún poseedora de uno de los mas importantes patrimonios monumentales de todo el País... Su Catedral románica; el interesante museo catedralicio; el seminario y en general todo su casco urbano -magníficamente conservado- ofrecen muestras de un rico pasado. Aquí nació el genial Alvaro Cunqueiro, uno de los mas prolíficos y reconocidos escritores de la Literatura gallega.
Tras Mondoñedo, el peregrino cumplirá etapa en Vilalba, que es la actual capital de la Terra Chá, con excelente gastronomía y un excelente parador de Turismo ubicado en la Torre medieval de los Andrade. Aquí hay que probar el queso artesanal de San Simón y en época navideña el famoso capón.
De Vilalba llegaremos a Guitiriz que es también parada y fonda en los tiempos modernos. La Villa ha crecido en torno a su espléndido balneario, recientemente recuperado y cuenta con un magnífico hotel de cuatro ellas, y un campo de golf.
Tras Guitiriz, como emergiendo de la historia monacal de Galicia, aparecerá ante nosotros Sobrado dos Monxes, que cuenta con una antigüedad superior a los mil años. Su templo barroco es de lo mas hermoso que podamos encontrar en esta Ruta Xacobea. El monasterio en sí, además, es uno de los albergues de los que dispone el peregrino.
Este Camino del Norte se une al Camino Francés en Arzúa, ya muy cerca de Compostela.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook