Mapa de recursos


Espacios de moda

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Les invitamos a disfrutar del mar y de la ciudad de Hércules, en la que nadie es forastero.

Busquemos Desde Galicia para el Mundo los lugares de moda, que son aquellos donde los habitantes de la ciudad y quienes la visitan pasan su tiempo de ocio.

 
El mar nos marca el ritmo y limpia el aire que respiramos. Por eso pasear bordeando esta costa es todo un privilegio para propios y extraños. Los coruñeses siempre presumieron de sus balcones atlánticos y ahora, cumplido un decenio del siglo XXI, estos espacios estrenan nuevas perspectivas y están de moda.
Lo primero que hacemos es buscar la singularidad y para ello nada mejor que subirse al elevador del Monte San Pedro para obtener la mejor panorámica. Es una esfera acristalada, con capacidad para veinticinco personas, que durante cinco minutos y a medida que asciende al mirador nos sorprende con postales de vértigo. Les recomendamos que lleven su cámara a punto porque desde la cúpula, también acristalada, del Monte San Pedro se obtienen las mejores fotografías de A Coruña y su entorno. 360 grados de hermosas vistas y el parque de Bens invitándonos al paseo. Este parque bien merece una visita por lo que supuso su recuperación, por su historia y por ser uno de los mas atractivos espacios de ocio de A Coruña.
Desde Bens ya se vislumbran los paseos marítimos que nos ofrecen la posibilidad de disfrutar del olor a sal marinera y de descubrir rincones únicos, como por ejemplo las Islas de San Pedro. Antes de seguir caminando, enfrentaremos las dos torres: la más antigua y la más moderna.
La Torre Millenium, frente a la Torre de Hércules, es el símbolo de la modernidad coruñesa: un monolito de 50 metros de altura, que nos cuenta la historia de la ciudad. Otro símbolo de la modernidad es el faro de los nuevos tiempos, la Torre de Control Marítimo, que vigila la costa coruñesa y es el nuevo ángel protector de la diversidad marinera que frente a ella navega.
Pero atraquemos en el puerto, que sigue de moda, como siempre. El Palexco o Palacio de Congresos y un centro de ocio traen hasta el lugar a miles de coruñeses y visitantes, ya que son múltiples las ofertas para el tiempo libre. Tampoco pasan desapercibidos los románticos tranvías que recorren la ciudad llevando a los turistas hasta su gran símbolo, la Torre de Hércules, patrimonio de la Humanidad, otro de los puntos de encuentro que jamás pasará de moda. En su entorno, el arte escultórico se alía con el Atlántico. Lo que antiguamente era un cementerio es ahora la Casa de las Palabras. Manolo Paz nos dejó aquí su obra mas popular, los "Menhires", un homenaje a la piedra de nuestros orígenes y un punto de referencia desde la tierra y desde el mar. La Torre de Hércules nos recibe con Caronte y la postal tópica la obtenemos con Breogán.
Ya en el Faro comprendemos porqué la ciudad y el mar se aman. Ambos rinden homenaje a su emblemático monumento, el símbolo marinero más antiguo del mundo.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook