Mapa de recursos


LA Ciudad Augusta

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Sean ustedes bienvenidos a Lugo, la "ciudad augusta".

Tiene dos mil veinticinco años de historia, envuelta en el círculo mágico de su muralla, que también es patrimonio de la humanidad

 
Bajo los pies, cuando el visitante atraviesa cualquiera de las puertas de la bimilenaria muralla de Lugo, siente las huellas de la vieja Lucus Augusti, la primera ciudad romana de nuestra historia. Fue fundada por Paulo Fabio Máximo quince años antes de Cristo por mandato del emperador Cesar Augusto.
Las viejas piedras que pisamos esconden viejos tesoros del Imperio, como los mosaicos de la calle Dr. Castro, que adornaron una mansión habitada por ilustre familia, a juzgar por los restos de pinturas murales y otros vestigios que se descubrieron en este lugar. Mas huellas del Lugo romano las hallaremos en el Museo Provincial, donde otro gran mosaico representa a Dédalo y Parsifae. Este museo es uno de los arqueológicos más interesantes de España y posee entre sus fondos cerámicas, aras y otros restos de la ciudad augusta. El Centro Arqueológico de San Roque es consecuencia de la aparición en el sitio de una gran necrópolis romana, con restos de incineraciones e inhumaciones. Es curioso este estanque hallado en el mismo lugar, porque en él están representadas divinidades orientales. Tal vez se deba a su utilización para actos religiosos o funerarios. El horno nos recuerda la existencia de un centro de artesanía, en el que se fabricaban materiales de cerámica. Pero la huella mas importante del Imperio es sin duda La gran muralla que envuelve el casco antiguo del Lugo actual, perfectamente conservada, por lo que mereció ser distinguida como patrimonio de la humanidad. Se levantó con carácter defensivo a finales del siglo tercero de nuestra era y actualmente ofrece más de dos kilómetros de paseo. Es fácil imaginar como desde ella, los legionarios de Roma, protegían una ciudad a la que se accedía por diez puertas. La Porta Miñá es la mejor conservada y en su interior aún se aprecia el hueco reservado a la guardia romana. En él Museo Porta Miñá hay algunos tesoros que nos ayudan a reconstruir la historia de esta ciudad única. A los romanos lucenses les gustaba la joyería, el teatro, la cerámica e incluso vestir bien, a juzgar por este telar de pesas.También eran grandes aficionados al termalismo, de ahí que aprovechasen bien los manantiales de agua caliente próximos al Miño, que aún hoy forman parte de la oferta turística del Balneario de Lugo muralla.
Río abajo, el puente romano es la huella más palpable de la Vía Decimonona? Pero la ciudad augusta seguro que esconde aún más secretos de aquella época en la que fue capital de la Gallaecia.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook