Mapa de recursos


Campo de Estrellas

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

De todas las ciudades españolas, la que parece inmovilizada en un sueño de granito, inmutable y eterno, es Santiago de Compostela.

Rosa mística de piedra, flor románica y tosca, como en el tiempo de las peregrinaciones mas antiguas, conserva la gracia ingenua del viejo latín rimado.

 
Esta es una tradición de gozosos caminantes hasta aquí llegados para pedirle a Santiago el gran secreto de su historia y el regalo de su arte barroco, gótico y románico. El secreto yace en este sepulcro, que persiguen desde la vieja Europa arterias peregrinas, en las que está escrito el misticismo, la leyenda y la aventura que hicieron posible la magia de esta ciudad universal. Santiago de romántico señorío y la de las profundas creencias, nació en el antiguo monte Libredón, donde vivía el ermitaño Pelayo, protagonista de aquel milagro en el año 813, cuando el cielo se iluminó con un enorme resplandor y una estrella se posó sobre la tumba de Santiago, el Hijo del Trueno y Apóstol de Cristo.
Desde entonces y hasta este lugar donde se elevan hacia el cielo las torres del gran templo, vienen gentes de la mas variada y lejana procedencia en busca del perdón.
Pero, ¿Cómo creció la ciudad de nobles plazas, fuentes y cruces de piedra. De monasterios habitados por influyentes monjes. De campanas que repiquetean indulgencias?? La vieja guía de los caminos, escrita en el libro quinto del Códice Calixtino por Aymérico Picaud, clérigo y poeta, llamó Campus Stellae a este lugar? Donde termina la Ruta de los Sueños está pues Compostela.
Nacida como villa en el entorno de una pequeña iglesia que mandó construir Alfonso II El Casto para honrar al Apóstol,Compostela creció como consecuencia de las grandes peregrinaciones originadas por la creencia del milagro. El milagro, sin embargo, fue el que hizo de aquella pequeña iglesia una catedral magnífica y convirtió la villa en una urbe hermosa. Porque en ambos espejos ve el caminante que hasta aquí llega como la ciudad de Santiago busca el cielo desde el perfecto equilibrio.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook