Mapa de recursos


Hipotecado por Amor al Cine

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Galicia Para El Mundo nos vamos ahora a Leiro.

Conoceremos al último romántico, al hombre que mantiene encendida la llama del cine en un pequeño pueblo y que además, proyecta ya películas en tres dimensiones

 
El glamour del cine español que superó audiencias con los Premios Goya, nada tiene que ver con la realidad de los aficionados. En la provincia de Ourense, al margen de los de la capital, solo sobreviven salas de cine en Leiro y en Xinzo .
La de Leiro tiene historia que protagoniza su propietario, Ernesto Romero. Novocine Leiro es producto del amor al oficio y al séptimo arte de su dueño. Cuenta que cuando regresó de hacer la mili cerraron la única sala que había en su pueblo. Entonces tuvo miedo al gasto, porque el local estaba en ruinas, pero se fue a Vigo a proyectar películas. Pronto regresó a Leiro para abrir su propio local. El de Ernesto es como los cines de toda la vida. Con un ambigú antes de entrar a la sala y las paredes llenas de objetos que ha recopilado durante años. Antiguos discos de pizarra y vinilo, gramófonos y carteles de películas forman parte de su colección. Lo de los gramófonos viene de un paisano artesano, que los repara y hasta los fabrica.
En la sala, 144 butacas rojas a juego con las cortinas y un escenario de madera sobre el que está colocada la gran pantalla completan el aire familiar que desprende el cine. ¡Y tan familiar! Acaba de acometer la última reforma, en realidad una aventura producto de su romanticismo: instaló el sistema 3D en su sala, la única de la provincia que lo tiene.
"No me daban el crédito y me ha tenido que avalar un familiar", cuenta Ernesto. Y no es de extrañar, en estos tiempos, la falta de crédito, sobre todo porque el cine, en una población de menos de dos mil habitantes, "no da ni para malvivir".
Empresario, taquillero, acomodador y proyeccionista, Ernesto Romero es el último romántico? que vive su gran pasión entre las paredes de su Novocine Leiro, ahora en tres dimensiones.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook