Mapa de recursos


Trabada, una Bella Alternativa

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Seguimos las huellas peregrinas que nos conducen hasta Trabada, una deliciosa ruta alternativa.

De aquel monasterio, llamado de San Martín de Esperautano, nada queda, pero sí el camino medieval que desde Asturias tomaban algunos peregrinos hasta Lourenzá, para luego seguir a Compostela.

 
El Camino del Norte o Ruta Astur-Galaica por la costa, es uno de los primeros que utilizaron los peregrinos para llegar a Santiago desde Europa. Su antigüedad se remonta hasta casi el momento en el que se descubre la tumba del Apóstol.
Antiguamente, los peregrinos que lo utilizaban provenían de Francia, por tierra o por mar, en embarcaciones que, desde los países nórdicos, incluso desde Escandinavia, recalaban en los puertos vascos, cántabros o asturianos. Y en el de Ribadeo , el primer territorio gallego que pisaban.
Desde Asturias, había y aún hay otros caminantes-peregrinos que prefieren descender desde Castropol hasta Vegadeo. Y desde allí por el camino verdescente que les lleva hasta Trabada. Esta es una bella ruta alternativa que termina en Lourenzá y es la misma en la que dejó sus huellas el santo Francisco de Asís.
De cualquier modo, el municipio de Trabada es mas antiguo que las propias peregrinaciones a Compostela y estuvo habitado por las gentes que nos legaron la cultura castreña, como se puede apreciar en el núcleo principal, e incluso mas antiguos pobladores a juzgar por el menhir de O Marco da Pena, el vestigio arqueológico mas conocido. En torno al desaparecido monasterio del Esperautano, crecieron las bellas y pequeños parroquias que configuran este ayuntamiento y el propio núcleo de Trabada. Aquí abundan pazos e iglesias de gran valor artístico y antigüedad, como el de Pazo de Terrafeita, magníficamente recuperado para el turismo rural y la construcción religiosa mas antigua, la ermita de San Martiño, en Ría de Abres.
El nucleo principal, Trabada, es una población de postal desde la que se administra el paisaje de prados verdes y montes verdes, a los que ponen brillos de plata los pequeños regatos, que el agua aquí abunda. Hay otros doscientos lugares fulgurantes, aldeas de postal salpicadas por la vibrante geografía de media montaña que caracteriza a este territorio.
En unos días, la primavera estará aquí para borrar la espesura de la niebla y encender la fantasía del paisaje del Eo, cerca del puente por el que cruza el peregrino.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook