Mapa de recursos


La Ruta del Viento

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Los entornos fluviales y los bosques conforman parajes espectaculares.

Si el Eo baña el territorio de Trabada, los montes del municipio originan diversas rutas de senderismo de singular belleza.

 
A Trabada. le sobran espacios naturales y el interés ecológico, que todo el municipio está lleno de bosques autóctonos, fragas, carballeiras y soutos, que trepan por la ladera de los montes hasta las cumbres, donde el viento entona su canto, solo interrumpido por los pájaros que anuncian ya la florida primavera. Cerca del núcleo principal de este ayuntamiento, como envolviéndolo, ya hay dos hermosas fragas; la de Becerreira, con una superficie de 100 hectáreas y la de A Belosiña, con seis hectáreas. Mas grande es la Fraga de A Vilapena, en la parroquia del mismo nombre, con 140 hectáreas y un poco menor, la de Cabanela, en la parroquia de Vilaformán. Las fragas son el motivo principal de las rutas de senderismo proyectadas en el municipio, en el que ya están marcadas dos rutas de inigualable valor paisajístico. La del monte Roxal y la Ruta do Vento. La Ruta do Vento transcurre por pistas de escasa pendiente. Llega hasta un parque eólico que impresiona y en la ruta hay una vieja mina a cielo abierto, en Cerrochán. Esta ruta do Vento es tan variada como la vida de sus fragas y en ella podemos ver como el aprovechamiento forestal racional proporciona también riqueza o al menos eso dejan entrever las plantaciones de pinos silvestres.
El ayuntamiento esta ultimando un ambicioso proyecto piloto de concentración parcelaria de montes que tiene por objeto rentabilizarlo, dimensionando adecuadamente la propiedad y llevando a cabo al mismo tiempo innovadores planes de ordenación de gestión forestal sostenible. Se intenta plasmar en el plan una serie de consideraciones medioambientales, tales como la conservación del arbolado autóctono, la construcción de cortafuegos, la protección de riberas o la protección cinegética, que aumenten la biodiversidad y la sostenibilidad del monte de cara a la consecución de la certificación forestal.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook