Mapa de recursos


A Pobra, Playa de Arousa

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La Costa del Barbanza tiene en A Pobra do Caramiñal uno de sus mas importantes centros de veraneo.

Ir a la playa, navegar por la ría, pasear, encontrar en el monte cercano espacios naturales. Todo es posible en este rincón de vacaciones que ya había descubierto don Ramón María del Valle Inclán.

 
Antes de ir a la playa, en A Pobra do Caramiñalhemos de tomar altura, si queremos admirar la belleza de Sierra del Barbanza, los paisajes que nos brinda el mar de Arousa y la configuración urbana de la villa y su puerto.
A Curota es la atalaya perfecta de todo cuanto existe en este espacio que, cuando llegue el verano, a partir del próximo mes de junio, se convertirá en uno de los grandes centros turísticos de Galicia. Valle Inclán tenía aquí su particular mirador, en el sitio exacto en el que se erigió su monumento, a pocos metros de la cumbre desde la que se divisan el mar abierto, la gran ría y una buena parte de la sierra del Barbanza.
A Curota es el mirador mas apreciado y cómodo de toda la sierra. Hacia la derecha se ven Ribeira y el Atlántico que baña la gran playa de Corrubedo. Hacia la izquierda, Boiro y una buena parte de la Ría, cuya visión mejora al frente, con la villa y puerto de A Pobra en un primer término, Vilagarcía al fondo y las bateas del mejillón ocupando una parte del espacio marinero. Y mirando hacia atrás, la sierra deja el descubierto rocosos montes por un lado y por el otro uno de los parques eólicos mas antiguos de Galicia, con capacidad para abastecer a todas las poblaciones asentadas en la ría de Arousa.
Los molinos de viento no son obstáculo para que en la sierra paste el ganado en libertad, caballos acostumbrados a la hermosura de todo cuanto nos rodea en la Curota y en la Curotiña. Hay una ruta de senderismo marcada que nos lleva a un entorno natural idílico, en el que el agua y la naturaleza se pusieron de acuerdo para ofrecer un paisaje de fervenzas y pozas que son la delicia de propios y extraños cuando es verano. Pero cuando llega el verano, lo mejor es refrescarse buscando los espacios del mar de Arousa. Un mar de oro, refugio de la luz que incendia el cielo de cada atardecer para que nos asombre aún mas la postal marinera. La Ría hay que navegarla desde A Pobra para conocer el paisaje de bateas de vida, los lugares donde nace el marisco a flor de agua y las playas mansas, donde el mar se mece suavemente. Porque esta Ría de Arousa combina la belleza paisajística con una gran riqueza pesquera y marisquera, en la que destaca el sector del mejillón, que se cultiva en tres mil bateas. Una experiencia que pasa por ser pionera en Europa. La playa mas admirada y gozada por el turismo que viene hasta A Pobra es la de Cabío, que ya pinta primavera cálida. Cabío es playa de bandera azul, de arena fina, de aguas poco profundas y con buenos servicios para el visitante. En el extremo sur, llama la atención el viejo pinar, con ejemplares centenarios, que rompen la monotonía del paisaje. Y en la otra punta, un magnífico camping de primera categoría alberga cada verano a mas de mil almas.
Pero A Pobra tiene otras playas de especiales encantos y todas en conjunto suponen la mas interesante oferta para los amantes del sol y la arena.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook