Mapa de recursos


Toén, la Bella Proximidad de Ourense.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Abordamos la recta final del programa en Toén, municipio próximo a la ciudad de Ourense

A nadie que visite el municipio se le escapa su riqueza arquitectónica popular y el pintoresquismo de un paisaje bellísimo de vino y río.

 
Desde Ourense, Toén municipio está solo a siete kilómetros y medio. Su norte lo marca el Miño, uno de sus principales paisajes. Y sus limites, el propio Ourense, Castrelo do Miño, Cartelle y Barbadás.
En sus casi sesenta kilómetros cuadrados de superficie viven tres mil personas; en 41 pueblos agrupados en ocho parroquias. Y todos resultan diferentes según mires hacia el Miño o hacia el sur. Hacia el este o hacia Castrelo do Miño, el mar interior de esta zona.
La parroquia de Toén es muy conocida entre los gallegos porque aquí se ubica uno de los sanatorios psiquiátricos mejor estructurados de Galicia; pero el municipio adquiere hoy su importancia por otros factores; los puramente sociales, residenciales y turísticos.
Esta es la bella proximidad ourensana y eso se nota especialmente en la configuración de algunos de sus lugares. Alongos, por ejemplo, mira hacia el Miño y es parroquia conocida por su banda de música, de las míticas, y porque aquí nació Juan Antonio Saco y Arce, considerado padre de la Lingüística gallega y uno de los primeros directores que tuvo, a finales del siglo XIX, el Instituto de Ourense. Su gramática aún tiene aspectos vigentes. Alongos mira hacia el Miño y hacia el salto de Castrelos, espacios naturales que luego conoceremos.
Moreira es, sin duda, el lugar preferido por los visitantes curiosos que prefieren el turismo cultural. Es un pueblo de piedra, reconstruido para el presente pero conservando una buena parte de su historia. La mas importante está en su iglesia, de fachada barroca, con algunos restos del románico inicial y también renacentistas; el retablo de su altar mayor es del siglo XVI. La iglesia mas antigua, sin embargo, es la de Santa María de Feá, del siglo XII, románica, de planta tan bella como su entorno, en la ribera del Miño. Siguiendo el curso del río, más al sur, nos sorprende la Torre de Puga, el único resto de un pazo del siglo XVIII. Y en Mugares, hay una iglesia de estilo plateresco, con pinturas murales del siglo XVI.Son solo algunos ejemplos de las parroquias de un municipio eminentemente residencial, que trabaja en las industrias de los polígonos próximos de San Ciprián das Viñas y en la propia ciudad de Ourense.
El sector agrícola se basa en el vino y en los cultivos para el autoconsumo. Como curiosidad se cuenta que algunos de sus habitantes trabajaron mas de media vida en el Circo. Dicen ellos que se salvaron de la emigración gracias al Circo Feijóo, uno de los más afamados de los años sesenta del siglo pasado. Porque, allá por los años cincuenta, la mitad de la gente que aquí vivía se fue en barco o en tren en busca de mejor fortuna. Es decir, a América y a Centroeuropa.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook