Mapa de recursos


El entorno rural

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El área metropolitana compostelana ha crecido en un año el triple de la población que pierde Santiago.

El Instituto Nacional de estadística ha traducido a números una realidad que se llevaba percibiendo en la capital gallega. Uno de los motivos de que esto ocurra está en que la vivienda nueva en Santiago de promoción privada no baja de los 90.300 euros, unos 15 millones de pesetas.

 
Ante este panorama se imponía una nueva redacción del Plan Xeral de Ordenación Urbana, vigente desde 1990. Las autoridades municipales han reconocido que el desplazamiento a estas zonas rurales compostelanas no es una alternativa espontánea, y han afrontado el reto de que dichas zonas gocen de los mismos servicios que la ciudad. El Plan anterior se ocupó de dotar de grandes infraestructuras y equipamientos a Santiago para que hiciera frente a su capitalidad. El actual proyecto tiene en cambio los siguientes puntos principales. El primero es que ya que Santiago se proyecta hacia fuera hay que dotar a estas zonas de las necesarias infraestructuras de transporte y comunicación. También hay que responder al propio crecimiento urbano en una ciudad muy particular dada la vitalidad de su casco viejo. El ayuntamiento quiere conservar esa diversidad social, cultural de la zona viaje, y que continúe siendo viable peatonalmente. Pero hay que diversificar su crecimiento económico aunque respetando su medio ambiente. En definitiva hay que conseguir un Santiago cultural, tranquilo pero vinculado al desarrollo tecnológico. El plan xeral también tiene que dar una respuesta al problema de la vivienda. Por eso va a permitir la construcción de urbanizaciones en el entorno de sus núcleos de población, que actualmente son 200. Y ya que estas zonas se van a desarrollar, hay que conseguir que este progreso sea equilibrado. El patrimonio cultural y natural de estas zonas se va revalorizar, es decir, crecimiento sostenido y sostenible. Este futuro entiende el progreso en el mejor sentido, en una ciudad tan especial como Santiago. El futuro Plan Xeral de Ordenación Urbanística va a ser un borrador en verano y será aprobado sobre el 2004.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook