Mapa de recursos


Los Tesoros del Mar Gallego.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Hay otras riquezas que esconde el agua de nuestros dos mares.

Desde Galicia Para El Mundo nos sumergimos ahora para descubrir lo que ocultan el Atlántico y el Cantábrico.

 
Dos mares y un gran mundo submarino bajo sus aguas. La mar de riquezas ocultas bajo el azul y el verde de las rías. Mil maravillas escondidas que dan vida a la fantasía. Leyendas. Imaginados personajes de novela nacidos para el éxito literario. Como el submarino del capitán Nemo en el mar de Vigo o la nereida Leucoíña que guió a Teucro por el mar de Pontevedra. La barca con los restos del "Hijo del Trueno navegando por Arousa o el arca de Noé entre Muros y Noia. Rías, mar abierto y mil doscientos kilómetros de costa, de vida y de muerte, sumergen a Galicia en una historia de naufragios y barcos hundidos en combate; la mayoría de sus restos yacen aún bajo el agua, configurando un patrimonio cultural, difícil de cuantificar y por el momento poco explorado. Pero hay piezas de estos tesoros dispersas por todo el territorio gallego. Como decíamos, la mayoría aún están en el fondo del mar, pero hay algunas salpicadas en algunos de nuestros museos, como el Pontevedra, donde reposan varias ánforas y restos de anclas romanas.
Aunque las hay también que están en manos de particulares. Algunos de estos tesoros fueron encontrados de manera fortuita por submarinistas, pescadores o empresas que realizan estudios de impacto ambiental en el mar, para llevar a cabo ciertas construcciones, como por ejemplo los puertos. Este es el caso de la Bahía coruñesa, una de las zonas señaladas como de las más ricas en pecios submarinos. Se apunta la posibilidad de que el antiguo puerto romano se conserve aún bajo estas aguas. Claro que, si hay un lugar donde la historia anegó el mar de restos de naufragios, este es el territorio marítimo comprendido entre Carnota y Malpica; es decir, en la Costa da Morte.
En Camariñas , el Cementerio de los Ingleses nos recuerda una de las mayores tragedias: el naufragio en 1890 del buque escuela inglés Sérpent. 172 muertos y sólo tres supervivientes dejó aquella tragedia. En los aledaños submarinos del Cabo Vilano aún permanece hundido este barco, que además de aumentar la leyenda negra de esta costa, aumentó la lista de tesoros históricos de Galicia.
Un poco más al sur, en otro de sus escenarios, entre Corcubión y Fisterra, el mar oculta veinticinco naves hundidas por un temporal en el siglo XVI. Pertenecían a una flota, en la que hace, alrededor de una década, se encontró el mayor tesoro submarino español del momento: 2.500 monedas de plata, que hoy podemos ver en el Museo Arqueológico de Coruña. Aunque, sin duda, es un poco más al sur, en la ría de Vigo, entre la isla de San Simón y el puente de la modernidad, donde se encuentra sumergido el pecio más popular? El de los galeones de Rande. Escondidas entre el fango y la arena, auténticas capsulas del tiempo se esparcen por esta ría cargadas de datos históricos sobre aquella batalla en la que, en 1702, se hundió la mayor flota española, dicen que cargada con el conocido como "Tesoro español de indias" . Tres anclas en el parque de los Cedros de Vigo nos recuerdan aquel hundimiento legendario que conquistó al mismísimo Julio Verne.
Leyenda y realidad empapan estos tesoros sumergidos, que duermen en nuestro mar, alimentando los sueños de más de uno.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook