Mapa de recursos


La Gran Playa de Miño.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Municipio turístico por excelencia, Miño es Playa Grande de la Ría de Betanzos.

Estamos en Miño y eso quiere decir verano, playa y turismo familiar del de toda la vida. Aquí hay mucho que ver, pero sobre todo este es un lugar para descansar.

 
Miño se abre frontalmente al seno del Golfo Ártabro, entre las rías altas de Betanzos y de Ares. El mar es su valor principal y así lo entienden sus cinco mil habitantes que lo buscan todo el año; y los mas de veinte mil veraneantes que engrosan su población durante el tiempo de estío. Este es el centro veraniego mas importante de esta comarca, por eso el turismo se ha convertido en uno de sus pilares económicos, superando a las actividades mas tradicionales de esta zona, la pesquera y la agrícola. En el centro urbano se ve la influencia del turismo, por la proliferación de establecimientos y la abundancia de edificios de apartamentos. Es un lugar ideal para las vacaciones y eso se nota en el crecimiento de urbanizaciones y de segundas residencias.
Miño, está excelentemente comunicado, a 45 minutos de Santiago y de Lugo, y a un poco menos de A Coruña. La Autopista A-9 le acerca a todas partes y la Autovía del Noroeste ha situado el municipio a cinco horas de Madrid.
El verano transcurre con pasmosa tranquilidad a lo largo de la franja costera, pero en cualquier época podemos disfrutar de sus parroquias interiores, fascinantes por su vegetación y las formas que la naturaleza nos muestra. Es recomendable ir hacia Bemantes y dejarnos sorprender por la explosión de color de su paisaje primaveral, en el que proliferan flores silvestres y jardines rodeando las casas de uno de los pueblos mas bellos de Miño. No es de extrañar que este lugar estuviese ya habitado desde hace varios milenios, como demuestras algunos hallazgos relacionados con la cultura castrexa, como una valiosa colección de torques.
En la costa, en Centroña, se encuentran los restos de una antigua villa romana y a tan solo un kilómetro está el lugar con mas historia de toda la comarca, la Ponte do Porco, en cuyo estuario nos detendremos mas tarde. En Miño hay que ver la Iglesia de San Xoan de Vilanova, construida en el año 1040 y el Pazo de los Condes de Vigo, en Bañobre que conserva en su fachada elementos originales del siglo XVIII. Son las dos joyas monumentales del municipio. Procure tiempo para disfrutar de la gastronomía que ofrecen los restaurantes de Miño, con cartas muy especializadas en la cocina tradicional gallega, donde mariscos, pescados y carnes son una baza fundamental para conquistar a los mas exigentes.
Ya saben que estamos en pleno Xacobeo 10 y que por Miño , de norte a sur, pasa el Camino Inglés de las peregrinaciones a Compostela, que entra en la villa por un camino real, sigue hasta la Plaza del Mercado y el albergue, situado ya cerca del mar. La Ruta Xacobea deja Miño por la calle Real hasta la estación del ferrocarril y de allí sigue para cruzar la Ponte Porco, uno de los espacios naturales en los que nos detendremos hoy.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook