Mapa de recursos


Espacios Naturales de Tamuxe.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El río Tamuxe ofrece al visitante muchos lugares donde poder disfrutar de un entorno natural.

Seguramente los romanos fueron los que descubrieron no solo la belleza de este río, el Tamuxe, sino también el oro que por él descendía.

 
El Baixo Miño siempre ha estado rodeado de leyenda. Los romanos, los celtas, han dejado sus huellas por estas tierras ricas en vino, pero también en kiwis. Y es que cada vez son más las plantaciones de esta fruta en los ayuntamientos de O Rosal y de Oia. Hoy visitamos Frutas Serafín, que, con 600 hembras, el año pasado tuvo una cosecha de 60.000 kg. Otros no han tenido tanta suerte y donde plantaron kiwis han aparecido yacimientos romanos. Porque todo lo que rodea al río Tamuxe está identificado con esta cultura. De hecho se decía que era un río con pepitas de oro, y que por ello los romanos se asentaron en la zona. Así que hoy nos daremos una vuelta por las orillas de este río a ver qué nos encontramos.
Empezaremos por las pozas de Loureza, en Oia. Como es una zona nudista no podremos detenernos mucho aquí. Así que seguiremos río abajo hasta entrar en O Rosal. Por el camino nos encontramos con estos sepulcros antropomorfos visigóticos. Otro símbolo dentro de de la villa romana de Marzán. El río cuenta en sus orillas con numerosas zonas de baño, creando paisajes increíbles en los que el verde se vuelve protagonista. En la zona de baño de las Pesqueiras nos encontramos con una antigua fábrica de peines, hoy totalmente restaurado y convertido en una casa particular. El río se vuelve un poco revoltoso en algunos tramos formando algún pequeño salto. Y seguiremos el curso del Tamuxe. Es de obligada parada el Muiño das Aceñas. Forma parte de un área recreativa en un hermoso y natural paraje con carballeira incluida. Es un buen lugar para pasar el día en familia o con los amigos. Una forma ideal de disfrutar de la naturaleza y poder refrescarse dándose un baño en el río del oro. El molino, que tuvo vivienda, es de finales del siglo XIX.
Un sendero une esta zona con la de la desembocadura del Tamuxe en el Miño. Aquí nos encontramos con otra área recreativa. El río se calma totalmente en esta zona, que la convierte en idónea para pasear y disfrutar de los paisajes que el agua crea aquí. Además se pueden observar aquí las ruinas de un viejo aserradero a vapor. Si seguimos el sendero llegaremos hasta este puente, del siglo XIX, construido sobre uno anterior, del que dicen era románico se la vía Per Loca Maritima. Estamos ya en el sendero de pescadores. Con un recorrido natural de 6km es parte del Red Natura 2000. Se pueden observar aquí diferentes ecosistemas relacionados al Tamuxe y al río en el que muere, el gran río de Galicia, el Miño.
Aquí termina el trayecto por el río Tamuxe hasta aquí llegaban los romanos buscando su oro. El oro de los paisajes y los entornos que creó este río.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook